Despliega el menú
Sociedad

Sisi, la perrita de Isabel Pantoja, ajena a la polémica

El presentador Jorge Javier Vázquez ha roto relaciones con la tonadillera por culpa de unos comentarios en los que el can jugaba un papel protagonista.

Isabel Pantoja con su perrita Sisi.
Isabel Pantoja con su perrita Sisi.

Hasta hace unos días, nadie en el universo perruno había sido capaz de superar en fama a Laika, la tripulante del Sputnik 2, que desde entonces ha sido protagonista de canciones, películas y hasta libros. Nadie había podido hacer frente a su aura hasta que llegó Sisi, la perra de Isabel Pantoja, que esta semana se ha convertido en la gran protagonista de todas las tertulias del corazón.

Sisí, que en realidad se llama Isabel Pantoja, fue un regalo de Ana Rosa Quintana a la famosa cantante. Un presente que recibió de manos del archiconocido Jorge Javier Vázquez, presentador estrella de Telecinco. Una mascota muy querida, que además de convertirse en amiga y compañera inseparable de la tonadillera, esta semana ha hecho las veces de 'dardo envenenado'  que la cantante ha lanzado a los presentadores de Telecinco.

Y todo a raíz de las declaraciones que la viuda de Paquirri le hizo a Pablo Motos, en horario de máxima audiencia, y en las que le aseguraba que "Sisi es mi perrita, a la que amo. Sabe con mi mirada cómo estoy. A mi perrita la quiero aunque venga de donde venga".

Y esta frase desató la caja de los truenos con una respuesta por parte de Jorge Javier Vázquez que no ha dejado indiferente a nadie. "¿De dónde vengo Pantoja? Yo de trabajar, usted del talego, de la cárcel..., de ahí viene. Parece que viene de unas vacaciones. Usted viene de la cárcel y a una no la meten en la cárcel aunque desafine. Pensamos que la cárcel es para que la gente reflexione pero a usted no le ha servido de nada, sigue siendo la persona que entró, 'Miss Victimismo, per saecula saeculorum'. No le ha servido de nada, parece mentira”, concluyó el presentador.

Una dura contestación que ha contado con el respaldo de otros presentadores de la casa, como la mismísima Ana Rosa Quintana, que fue quien regaló el animal, un precioso bichón maltés blanco que costó más de 600 euros hace 14 años y que ahora se ha convertido en objeto de dimes y diretes por parte de unos y otros.

Y mientras las dos partes siguen enzarzadas, Sisi, apelativo que le pusieron porque querían que fuera una emperatriz, vive al margen del todo, viendo la vida pasar, y sin que la polémica le salpique.

Etiquetas
Comentarios