Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué roncamos?

Hasta el 50% de la población ronca de forma ocasional.

Una noche de ronquidos puede dejarnos agotados para el resto del día.
Una noche de ronquidos puede dejarnos agotados para el resto del día.
Pixabay.com

Una noche de sueño reparador se puede convertir en una pesadilla si la persona que hay a nuestro lado comienza a roncar. En los casos más extremos, la intensidad del sonido y la duración de los ronquidos puede arruinar el descanso de la pareja más comprensiva.

Este molesto hábito se produce cuando el aire que respiramos tiene problemas para atravesar la boca o la garganta. Solo occurre cuando dormimos, porque la musculatura se relaja y la lengua, el paladar blando y la úvula chocan unos con otros produciendo esa vibración y ese ruido tan característicos.

Según los expertos, hasta el 45% de la población ronca de manera ocasional, y en torno al 10-20% son roncadores habituales. De estos, son mayoría los hombres. Además, la obesidad, el alcohol, los sedantes y algunas enfermedades, como la apnea del sueño, favorecen los ronquidos.

Si le toca dormir con uno de estos roncadores habituales, lo primero es descarta patologías que puedan ser peligrosas. Luego, anime a su pareja a dormir de lado, porque hacerlo boca arriba favorece el ronquido, y en el peor de los casos, busque una almohada y una mantita para el sofá: quién de los dos se va al salón tendrán que decidirlo ustedes...

Etiquetas
Comentarios