Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué no hay que tragarse la pasta de dientes?

Es la mejor aliada contra la caries, pero también tiene sus riesgos.

El dentífrico, o más concretamente el flúor que contiene, es una sustancia con ciertos riesgos.
El dentífrico, o más concretamente el flúor que contiene, es una sustancia con ciertos riesgos.
Pixabay.com

Los dentistas tienen claro que lavarse los dientes es la fórmula más efectiva de evitar las caries. La pasta de dientes es barata y accesible y la generalización de su uso ha mejorado la salud bucodental de millones de personas en todo el mundo.

Pero, aunque menor, este hábito de higiene también conlleva cierta dosis de riesgo. El flúor, uno de los elementos principales de los dentífricos, es tóxico y su consumo puede provocar problemas de salud.

Por eso, es importante escupir la pasta de dientes tras el lavado y enjuagarse bien para no dejar restos. Esto, que en el caso de los adultos no presenta mayor problema, es especialmente importante en los niños pequeños, que siempre deben lavarse los dientes bajo la supervisión de un adulto para asegurarse de que no tragan pasta.

En caso de intoxicación, los síntomas son dolor de estómago, vómitos y obstrucción intestinal, porque el fluoruro es un elemento corrosivo que daña la mucosa gástrica.

Si se presenta cualquiera de estos síntomas, conviene acudir de inmediato al médico.

Pero, en cualquier caso, limpiarse los dientes con regularidad no supone ningún problema, porque la dosis considerada tóxica es mucho mayor que la que se usa en cada lavado. Y las ventajas de una buena higiene bucal superan con mucho a estos posibles riesgos.

Etiquetas
Comentarios