Sociedad

¿Cómo de raros son los tréboles de cuatro hojas?

Son portadores de buena suerte, o eso dicen, y muy difíciles de encontrar.

Un rincón lleno de buena fortuna.
Un rincón lleno de buena fortuna.
Freemages.com

La tradición dice que dan buena suerte, pero la suerte, en realidad, es encontrarlos. Los tréboles de cuatro hojas son una mutación poco frecuente de una planta, el Trifolium, que habitualmente tiene solo tres hojas.

Ese número viene determinado por un gen, que puede ser dominante o recesivo: en el primer caso, la planta tendrá las tres hojas habituales; en el segundo, contará con las poco frecuentes cuatro.

Algunos expertos creen que también el entorno condiciona la aparición de estos ejemplares, que son muy raros. Hay un trébol de cuatro hojas por cada 10.000 de tres hojas. Y no es la única posibilidad. Se han encontrado tréboles de cinco, seis, siete... y hasta de 56 hojas, que es el récord establecido actualmente, y que responde a una planta descubierta en Japón.

Si ya es difícil hallar un trébol de cuatro hojas, estas otras opciones son excepcionales. Quizá por eso, la versión de cuatro hojas es la que el imaginario popular ha convertido en la portadora de la buena suerte. Ya en la antigua Roma y en Egipto, esta planta estaba considerada un talismán. Su fama se ha mantenido a lo largo de los siglos y ha llegado a nuestros días.

Y es que, por muy poco supersticiosos que seamos, es difícil resistirse a perder un rato buscando un ejemplar de cuatro hojas cuando descubrimos un prado cubierto de tréboles...

Etiquetas
Comentarios