Despliega el menú
Sociedad

La suerte deja 12 millones entre Andorra y Alcañiz y más de 700.000 euros en Zaragoza

El club Balonmano Alcañiz compró 45 de las 60 series que se vendieron en la localidad minera. La capital, Borja, Cuarte de Huerva y Cariñena repartieron décimos del segundo premio. Huesca solo rozó la alegría con un boleto de un quinto premio vendido en Castejón de Sos.

Los jugadores del Balonmano Alcañiz celebran los 12 millones repartidos del cuarto premio.
Los jugadores del Balonmano Alcañiz celebran los 12 millones repartidos del cuarto premio.
A. García/Efe

El de ayer no fue un sorteo extraordinario de la Lotería Nacional excesivamente aragonés, pero la suerte dejó buen sabor de boca sobre todo en las Cuencas Mineras, en Andorra y en Alcañiz, donde después de un año lleno de incertidumbres en el sector del carbón repartieron 12 millones de euros gracias a las 60 series del cuarto premio 07211. La mayoría –45 series– las adquirieron los chicos del club Balonmano Alcañiz en la administración Hortensia Valero, en Andorra, que han sido los grandes triunfadores de la Comunidad.

En el resto del territorio, Zaragoza provincia fue también agraciada con más de 700.000 euros. El segundo premio (04536) dejó 625.000 euros, que se vendieron en la estación intermodal de la capital y en la calle de Baltasar Gracián, además de en los estancos de las localidades de la provincia en Borja, Cuarte de Huerva y Cariñena. Y a estos se suman el reguero de cuartos y quintos premios que animaron la jornada en Calatayud y en los zaragozanos barrios de Casetas, Las Fuentes y Actur. Pero este año no fue el de la provincia de Huesca, que suele estar tocada por la varita de la diosa fortuna. Los oscenses no pudieron repetir la celebración de la lluvia de millones que hace cinco años bendijo a Grañén. Solo tuvieron un décimo premiado del quinto 03371, que se repartió en Castejón de Sos. Es decir, 6.000 euros.

En total, este año en Aragón el sorteo de Navidad ha dejado 12.735.000 euros, menos de la mitad de lo que se recogió en 2015. Pero, como ya avanzaba el eslogan de la Lotería, ‘El mayor premio es compartirlo’. Y este fue un sorteo especialmente repartido, tanto a nivel nacional como en la Comunidad. No solo porque los premios, aunque poco cuantiosos, llegaron a distintas localidades. Sino porque, sobre todo, la suerte llegó a unos 2.000 vecinos de Alcañiz gracias a la venta de pequeñas participaciones. La alegría de la lotería "que nunca toca" inundó las casas de los jóvenes del balonmano, pero también de los vecinos y amigos del club. La mayoría, familias trabajadoras que mirarán al 2017 con otros ojos.

Y en Zaragoza, casi todos los agraciados siguen en el anonimato. Pero la ilusión y la esperanza de los vendedores lo desbordaba todo. En la administración Loterías Buena Suerte, en la calle de Baltasar Gracián, Eduardo Alamán, el lotero, estaba radiante después de saber que habían repartido la suerte del segundo premio. "Solo llevamos año y medio con la administración y estamos que no nos lo creemos. Ojalá podamos conocer al premiado para darle la enhorabuena", comentaba. En los pueblos de la provincia también seguía el secreto de los afortunados ya llegada la tarde. "No tenemos ni idea de si será algún vecino del pueblo, un trabajador del polígono o alguien que viniera de paso", indicaba Carlos Rabadén, propietario del estanco de Cuarte en el que salió otro décimo del segundo. En cualquier caso, todos están listos para que la fortuna siga girando y se pare aquí el día del Niño.

Etiquetas
Comentarios