Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Es como pisar con un segundo calcetín

Las suelas personalizadas según el peso del portador ya están en el mercado. La firma de calzado Callaghan y la empresa tecnológica Dynamical Tools han aunado esfuerzos para obtener un amortiguador que se materializa en impresora 3D

El amortiguador, situado en el talón, se ajusta al peso de quien lleva este zapato de la marca Callaghan. Dicho amortiguador, confeccionado en impresora 3D, está formado por decenas de celdillas exagonales, todas ellas selladas y con cámara de aire en el interior. A más peso, mayor número de celdillas.

“Estoes algo que no habríamos podido hacer con los sistemas tradicionales de moldes”, dice Basilio García, de Callaghan. Por eso echaron mano de una empresa vecina experta en impresión 3D, Dynamical Tools, para lograr ese diseño de “geometrías imposibles”.

'Personal' se llama la línea de zapatos de Callaghan que lleva en su suela el amortiguador. El calzado se personaliza bajo pedido, a través de su página web o en las tiendas de venta al público de la fábrica riojana. Talla y peso son los datos que hay que aportar para recibir en casa los zapatos customizados en sólo una semana.

Acaban de salir al mercado y la marca espera vender “varios cientos” de pares. “Con impresora 3D sólo pueden fabricarse las suelas, porque nosotros empleamos cuero para el resto del zapato”, cuenta Basilio García. En busca siempre del “zapato más cómodo del mundo”, el que te permita sentir “como si llevaras un segundo

calcetín”, Callaghan ha probado con Dynamical Tools la flexibilidad de numerosos materiales. Investigación entre Arnedo y Zaragoza.DT600, una impresora con premio

¿Y por qué llegaron hasta la capital aragonesa en busca de una impresora 3D? Dynamical Tools había ganado un Premio IDEA, en la categoría de Producto, con su impresora DT600. La caracteriza su capacidad para trabajar con materiales técnicos más exigentes, más flexibles en este caso. “TPE es el elastómero termoplástico empleado en las suelas de Callaghan”, revela Ramón Quílez, de Dynamical Tools.

Quílez cuenta, además, que “algo que también atrajo a Callaghan de nuestra impresora es el

tamaño (600x450x450 cm), que permite imprimir varias piezas al mismo tiempo”.

Incluso, tampoco había entonces una impresora industrial en el mercado que pudiera imprimir con un hilo de polímero flexible de 1'75 mm de grosor. Y aún hay más: “Tenemos la opción Twin -dice Quílez-; con ella, los dos cabezales o extrusores imprimen al mismo tiempo con el fin de duplicar la producción”. Se puede decir que

la impresión 3D ha hecho posible la personalización del calzado.

Mientras la DT600 de Dynamical Tools se emplea a diario para otras muchas aplicaciones (impresión de baterías, prensas y otros muchos componentes de automoción y aviación), Callaghan confía en que la rápida evolución de las impresoras 3D libere patentes, reduzca costes y pueda incrementar su uso para

popularizar “el zapato más cómodo del mundo”.

Etiquetas
Comentarios