Despliega el menú
Sociedad

Enseña a Zowi a jugar contigo

Este simpatico robot de la compañía española BQ es un juguete pensado para enseñar jugando y que los más pequeños den sus primeros pasos en programación mientras pasan un buen rato.

Zowi
Enseña a Zowi a jugar contigo

Zowi es un amigo con el quejugar y con el que los más pequeños (y no tan pequeños) podrán dar sus primeros pasos en la programación sin necesidad de escribir ni una sola línea de código.

 

En la caja, junto con Zowi, vienen una serie de herramientas para que podamos acceder a sus entrañas –un batiburrillo de cables, circuitos, motores y sensores­­–; además, incluye un cable USB para programar su cerebro y recargar su batería cuando se quede sin energía de tanto jugar.

Nada más salir de caja, Zowi es capaz de bailar, andar esquivando obstáculos y responder a los estímulos sonoros como palmadas o palabras. En el interior tiene un micrófono y sus ojos son en realidad sensores de ultrasonidos que le permiten detectar lo que hay a su alrededor. Además, su boca está formada por una serie de luces LED que pueden mostrar diferentes sonrisas y símbolos.Jugando con Zowi

Si descargamos la aplicación para Android, podremos jugar con Zowi. Desde la pantalla del móvil lo dirigiremos por control remoto para que ande y haga lo que le digamos. También podremos programar sencillas coreografías, con diferentes movimientos y caras con los que sorprender luego a papá y mamá. Otra opción, es jugar a ‘Repite con Zowi’, identificando y recordando los diferentes movimientos que realiza.

Existen otros juegos y movimientos que los peques deberán desbloquear respondiendo correctamente a cuestionarios que les permitirán, asimismo, conocer mejor a su nuevo amigo robótico y todo lo que puede hacer.

Para los usuarios más avanzados, Zowi es programable a través de la plataforma Bitbloq, que permite dar órdenes a este simpático androide sin necesidad de escribir ni una sola línea de código, utilizando la programación por bloques basada en arrastrar y soltar las órdenes. Por si fuera poco, Zowi se puede personalizar con las pegatinas incluidas, fabricando piezas con una impresora 3D y es compatible con Arduino.

En definitiva, este pequeño robot azul es un gran amigo para dar los primeros pasos en programación y pasar un buen rato. Cuesta 100 euros.

Etiquetas
Comentarios