Despliega el menú
Sociedad

¿Cuándo nació la costumbre de poner el belén?

Es un imprescindible de la decoración navideña en muchas casas españolas.

Los más pequeños son quienes más disfrutan de los belenes navideños.
Los más pequeños son quienes más disfrutan de los belenes navideños.
Guillermo Mestre

La Virgen María con el niño Jesús es una imagen icónica desde los primeros años del cristianismo. Sin embargo, la costumbre de instalar el nacimiento no nació hasta varios siglos después.

Fue san Francisco de Asís quien, en el siglo XIII, pidió permiso al Papa para representar un belén viviente. Lo hizo en 1223, en una cueva de la localidad italiana de Greccio. Poco a poco, los franciscanos fueron extendiendo esta tradición, pero fue en Nápoles, en el siglo XV, donde comenzaron a fabricarse belenes de barro.

En España, el rey Carlos III tuvo mucho que ver en la popularización de los nacimientos. En torno a 1776, encargó a los artesanos napolitanos un belén para regalárselo a su hijo, el futuro Carlos IV. Las piezas, que se colocaban en palacio, han pasado a la historia como el Belén del Príncipe. 

Los nobles de la época quisieron imitar la costumbre del monarca y también compraron belenes para decorar sus casas y palacios.

Con el paso de los años, y gracias a la fabricación de figuras más sencillas y baratas, el belén llegó a casi todos los hogares españoles.

Etiquetas
Comentarios