Despliega el menú
Sociedad

¿Qué almohada necesitas, según tu forma de dormir?

La almohada es el elemento más personal de nuestro descanso y se debe elegir según nuestra postura al dormir, ya que su cometido es mantener el cuello siempre bien alineado con la espalda.

Elegir la almohada correcta es fundamental para la salud de la espalda
Elegir la almohada correcta es fundamental para la salud de la espalda
Fotolia

Acertar en la elección de la almohada para dormir es uno de los mejores modos de cuidar nuestro reposo y, por tanto, nuestra salud. Por contra, el uso inadecuado de una almohada puede llegar a originar problemas como contracturas musculares y tensiones cervicales. Y es que muchas molestias físicas podrían evitarse simplemente usando la almohada correcta.

Una almohada debe sostener el peso de la cabeza y adaptarse a ella sin deformarse. Ha de ajustarse con precisión al espacio del cuello; sólo así cumplirá con su función de sujetar las cervicales y mantenerlas alineadas con la  columna vertebral.¿Cuál elegir?

Ningún tipo de almohada es, de por sí, mejor que otro; la almohada ideal será la que mejor se adapte a nuestras necesidades y para ello, lo primero que tendremos que tener en cuenta es nuestra postura al dormir: boca arriba, boca abajo o de lado.

Boca arriba

Quien duerme en esta postura, necesita una almohada de altura media-baja, ya que la curvatura a cubrir -sólo el espacio por debajo de la nuca-, es poca.

De lado

Esta es la postura más común, y la almohada más recomendable en este caso es una de altura media-alta. Esa relativa altura se debe a la distancia entre el hombro y el cuello: la almohada debe salvar un «escalón» más pronunciado para mantener la cabeza y el cuello bien alineados con el eje de la columna.

Boca abajo

Esta posición está desaconsejada. Si pese a ello, es nuestra forma de dormir, lo mejor es elegir una almohada con un bajo nivel de firmeza. Una almohada de baja firmeza es también la adecuada para los niños.

Los españoles prefieren dormir de lado, según el estudio realizado por Asocama (Asociación Española de la Cama). Es la postura en la que descansan casi el 65% de los encuestados, lo que es un buen dato, dado que es la posición más saludable para nuestro cuello y espalda.

Cerca del 20% cambia mucho de posición a lo largo del sueño, y algo menos del 8% duermen boca arriba o boca abajo.

Etiquetas
Comentarios