Despliega el menú
Sociedad

¿Dónde hay mayor biodiversidad: en Doñana o en Los Monegros?

Si cree que el parque nacional andaluz es más rico en especies, es que no conoce las que hay en la estepa monegrina.

Imagen de archivo de un lince Ibérico.
ESPAÑA NATURALEZA LINCE
Julián Pérez

Doñana es para mucha gente el paradigma de la riqueza natural en España. Este parque nacional, con la imagen mil veces transmitida de los flamencos paseando por sus marismas sus hermosas siluetas rosadas, o con la del lince ibérico, que se trata de recuperar, ocupan el imaginario popular social al pensar en la variedad y riqueza natural de nuestro país.

No se puede negar la belleza del parque, con tantos rincones diversos que son el hábitat de un catálogo increíble de especies de flora y fauna. Por su importancia como humedal y por el tamaño de la muestra, destacan las 360 aves que pueden verse en el parque, con 127 especies que anidan en él. En sus aguas habitan además, 20 especies de peces de agua dulce, 10 de anfibios y 13 de reptiles y 37 de mamíferos no marinos.

La cantidad de flora del parque también es inmensa: más de 900 especies vegetales se asientan en los ecosistemas de Doñana.

Si el parque nacional de Doñana se asocia a la exuberancia natural y de biodiversidad, todo lo contrario sucede con la estepa aragonesa de Los Monegros, que popularmente se califica de desierto aunque no lo sea. La realidad es que el territorio monegrino alberga una biodiversidad riquísima. Aunque se trata de un paisaje extremadamente árido, en él viven, en condiciones inhóspitas, un elevado número de plantas y animales: hasta 5.400 especies biológicas, según la Sociedad Entomológica Aragonesa.

Esa enorme biodiversidad registrada en Los Monegros se debe sobre todo a la inacabable variedad de especies de artrópodos, es decir, insectos, arácnidos, etc. En este apartado de la vida más minúscula, Los Monegros demuestran ser campeones y por eso, su biodiversidad es más rica que la de Doñana. Algo que viene también favorecido por la gran labor realizada a lo largo del tiempo por muchos entomólogos aragoneses, y otros científicos, para observar, investigar, registrar y catalogar esta ingente biodiversidad.

Una riqueza en la que además no cesan de realizarse nuevos descubrimientos: recientemente, científicos del CSIC han encontrado especies aún no conocidas en los lagos salinos poco profundos de Los Monegros, ‘saladas’ en la denominación local, ecosistemas singulares que sólo hallan equivalentes en zonas remotas de Asia y de África. Los investigadores calculan que en el contenido de agua de las salinas que cabe en una cucharilla de café pueden haber hasta 10 millones de individuos de microorganismos.

Etiquetas
Comentarios