Despliega el menú
Sociedad

Duelo entre 'colegas'

La reina Letizia y la periodista Sara Carbonero compitieron en elegancia y estilo en la cena de gala celebrada en Portugal.

Imagen de la página de Instagram de Vicky Martín Berrocal.
Imagen de la página de Instagram de Vicky Martín Berrocal.

¿Blanco y negro o apuesta por el 'black' total? ¿Moda patria o grandes diseñadores? ¿Melena al viento o recogido formal? Las redes arden hoy después de analizar con detalle el estilismo de la reina Letizia y su ex-colega de profesión, la periodista Sara Carbonero, dos de las grandes protagonistas de la cena que se celebró este lunes en el Palacio de los Duques de Bragança, en  la histórica localidad de Guimaraes,  y que fue ofrecida en honor de los monarcas españoles por el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa.

La reina Letizia y Sara Carbonero en la cena de gala.


La liebre de los comentarios la destapó la diseñadora del vestido de Sara Carbonero, Vicky Martín Berrocal, quien anunció a bombo y platillo en su Instagram, que la mujer de Íker Casillas, lucía un espectacular vestido largo en blanco y negro de su nueva marca, Victoria, especialmente adaptado para la ocasión.

En sus redes sociales, Martín Berrocal compartió la ilusión que le hacía vestir a su amiga Sara Carbonero, y recalcó que no era la primera vez.


Por su parte, la reina, volvió a su costumbre de repetir modelo y en esta ocasión se inclinó por un impecable 'look black dress' de Carolina Herrera, que la esposa de Felipe VI  estrenó en octubre de 2014 durante una cena de gala en el Palacio Real de Madrid ofrecida en honor a Michelle Bachelet, presidenta de Chile.


Una prenda que formaba parte de una colección 'demode', según los especialistas de moda, ya que pertenecía a la colección Carolina Herrera New York de 2011, pero que entonces y ahora ha sido muy alabada.


La Reina lució el pelo recogido y los labios rojos a juego con la banda de Portugal, mientras que Sara Carbonero apostó por su melena al viento, que para eso ha sido imagen de champús durante mucho tiempo.


Como joyas, doña Letizia se inclinó por su brazalete de Cartier y unos pendientes florales que guarda para las grandes ocasiones. Por su parte, Sara Carbonero se inclinó, como únicos complementos, por unos pendientes y anillos de la firma Agatha París, de la que es embajadora y tiene una colección propia.


Dos estilos diferentes para dos mujeres que en un tiempo no muy lejano conquistaron al público a través de la pequeña pantalla.

Etiquetas
Comentarios