Sociedad

El heavy es moda... y enfada a los rockeros

Es la guerra. Las camisetas de grupos inundan las tiendas convertidas en tendencia, para desesperación, y cabreo, de los heavies de corazón.

Iron Maiden, icono del heavy, y ahora en camisetas de las grandes cadenas.

Les confesaré una cosa. Tuve un novio que adoraba la música heavy, cuyo guardarropa estaba formado por vaqueros, una chupa de cuero y decenas de camisetas de grupos de rock. Me costó mucho convencerle de que aquello era un horror y de que tenía que abrir su armario a otro tipo de ropa.

Quizá por eso, descubrir que las tiendas de las grandes cadenas están llenas de chupas -perdón, que ahora se llaman perfectos- y camisetas de Metallica, Iron Maiden y AC/DC me produce una extraña mezcla de risa y ternura.

Ya se sabe que todo vuelve, pero lo de esta temporada con el heavy metal ha sido un éxito completo y no hay 'egoblogger' ni famosa que no haya posado con una de estas prendas.

Es una cuestión de modas y de gusto, pero las redes sociales son capaces de magnificar la menudencia más impensable y este asunto ha desatado una auténtica guerra en Twitter. La cuestión es decidir si se pueden lucir camisetas de grupos sin ni siquiera saber muy bien qué música hacen.

Los más puristas creen que esta moda es una aberración y que pervierte el espíritu de esas bandas que significan tanto para ellos.

Postureo, hipocresía, falta de coherencia... todo eso y más tienen que oírse los compradores de camisetas que valoran la estética de la prenda, pero no la música que representa.