Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Cinco neurotrucos de estudio científicamente probados

Tanto el té verde como el zumo de la manzana mejoran los procesos de aprendizaje.
Tanto el té verde como el zumo de la manzana mejoran los procesos de aprendizaje.

Atento a la dieta Comer chocolate, canela en polvo y huevos (sobre todo la yema, rica en colina) favorece la memoria. En cuanto a las bebidas, tanto el té verde como el zumo de la manzana mejoran los procesos de aprendizaje. Coge papel y... ¡escribe! Neurofisiólogos noruegos de la Universidad de Stavanger demostraron que la escritura a mano favorece el aprendizaje, porque nuestro cerebro recibe ‘feedback’ de los movimientos de los dedos, así como del tacto del papel y del lápiz. Cierra el libro Una investigación de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) asegura que repasar la lección una y otra vez con los apuntes delante no es tan eficaz como cerrar el libro e intentar recordar lo aprendido ‘sin mirar’. Sobre todo cuando estudiamos ciencia. Trepa a un árbol Subir a un árbol para balancearse cómodamente en una de sus ramas es una actividad motora capaz de mejorar la memoria de trabajo (o memoria a corto plazo), según se podía leer hace poco en ‘Perceptual and Motor Skills’. Duerme la siesta Si después de estudiar damos una siesta de 90 minutos, atinaremos mejor con la respuesta correcta. Planchar la oreja afianza la consolidación de la memoria y la formación de recuerdos a largo plazo.

PARA SABER MÁS
Lección de neurociencia para profes La letra con humor entra

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión