Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Cómo evitar la emisión de 680 toneladas de CO2 al año

Un software y varios sensores gestionan el ahorro energético planificado por estos investigadores.

Accésit . E-Mobility Urbener
Accésit . E-Mobility Urbener

Life-Domotic

El Grupo San Valero sabe cómo hacerlo. Sus investigadores constituyeron un equipo multidisciplinar y, con ayuda europea en el marco Life+, estudiaron todas las medidas a tomar para reducir el consumo energético. "En tres años, en nuestros edificios, logramos un ahorro energético del 64% y dejamos de emitir a la atmósfera 680 toneladas de CO2 anuales". Lo explica Nieves Zubález, directora del área internacional del Grupo San Valero y participante en esta investigación que ha ganado el Premio Tercer Milenio de Ecoinnovación.


Un software y varios sensores gestionan el ahorro energético planificado por estos investigadores. Hay detectores de presencia, de modulación de la luz en función de la natural, contadores de energía solar, térmica y de climatización, sondas para medir la calidad del aire, analizadores de redes eléctricas... Con este entramado redujeron las facturas energéticas de sus instalaciones académicas, del edificio de la Universidad San Jorge y de otro público de la Junta de Castilla y León.


"El proyecto, basado en tecnologías domóticas e inmóticas de nueva generación, tuvo primero una fase de implantación y luego otra de experimentación, ya con todo monitorizado, que ha venido a confirmar las posibilidades de ahorro", indica Zubález. La iniciativa despertó el interés del Banco Europeo de Inversiones, "que nos propuso comercializarlo", y, además del Premio Tercer Milenio, recibió en 2015 el Premio de Medioambiente del Gobierno de Aragón y en 2016 el Best Life Proyect Enviroment de la Unión Europea.


Tres ejemplos probados

Entre 2010 y 2012 se desarrolló el proyecto, con financiación europea al 50 %, y después el Grupo San Valero ha transferido este modelo de ahorro energético a un nuevo edificio de la Universidad San Jorge, a otro de Proyecto Hombre y al Museo Diocesano de Zaragoza. "Nosotros no somos empresa y no quisimos comercializarlo", apunta Zubález. En los conocimientos transferidos se incluyen además indicaciones para edificios de nueva planta, referidas a la orientación, a la prioridad de la luz natural y a las energías renovables.


El Grupo San Valero se compone de un centro educativo de secundaria y formación profesional, otro de formación audiovisual, otro de estudios online, la Universidad San Jorge y otra institución docente en la República Dominicana. En todos ellos se ha implantado el mismo proyecto de ahorro energético.Accésit / E-Mobility Urbener

Conductores de coches eléctricos. La empresa Urbener compra directamente energía al mercado mayorista, y la distribuye entre los gestores de carga, suministradores y los propietarios de vehículos eléctricos. Para ello, ha creado una plataforma, E-Mobility, para poner en contacto a unos y otros; oferta y demanda bajo un mismo techo, "una forma de gestión de la energía muy coherente", opina Susana Parra, de márquetin de Urbener; una práctica que ha obtenido un accésit de los Premios Tercer Milenio de Ecoinnovación. E-Mobility hace que los conductores de coches eléctricos siempre tengan un sitio donde recargar el vehículo. La plataforma gestiona las infraestructuras de recarga de coches eléctricos, su facturación y el control de las estaciones. Urbener, además, ha mediado en la creación de la figura del gestor de carga, que es un suministrador privado de energía. E-Mobility reúne veinte puntos de recarga en España, y está en contacto con otras plataformas europeas.Accésit / Carpeta-silla EQUX

Siéntate donde quieras. Miguel Sanza, de Equx, estuvo un año entero cortando y pegando papeles hasta dar con el diseño óptimo de la carpeta-silla, la que ha recogido un accésit de los Premios Tercer Milenio en Ecoinnovación. Es ligera (pesa solo 640 gramos), se lleva en bandolera o como mochila, es útil como carpeta y no digamos como silla. Fabricada con un ‘sandwich’ de cartón reciclado, corrugado y kraft, aguanta casi mil kilos de peso. Cualquier persona puede sentarse sin miedo a caer. Cartonajes Barco ha aportado a la carpeta-silla su cartón reciclado semiquímico y el kraft, uno súper resistente de mayor gramaje. Y la empresa Saica ha hecho el corrugado, esas ondas de cartón que se ven por los cantos en el centro del ‘sandwich’ y cuyas propiedades mecánicas confieren a la carpeta-silla esa increíble resistencia. Miguel Sanza ha patentado su invento. Se puede comprar a través de su propia web y cada vez en más establecimientos, a 12 euros.


- Ir al suplemento Premios Tercer Milenio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión