Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

El autocorrector juega una mala pasada al delegado de la DGA en Teruel

Antonio Arrufat no revisó antes de darle a 'enviar' un mensaje publicado en sus redes sociales. La anécdota no ha pasado desapercibida.

El delegado territorial no revisó el mensaje antes de mandarlo... y las bromas no tardaron en llegar
El delegado territorial no revisó el mensaje antes de mandarlo... y las bromas no tardaron en llegar

A todos nos ha pasado alguna vez al teclear con el móvil. Tratas de comentarle a tu madre que vas a cenar tortilla y por culpa del endiablado autocorrector le acabas diciendo que te vas a zampar una bombilla. O le dices a tu amiga que quedáis a las siete en la puerta de tu casa y en el mensaje que recibe pone algo de una cita en una pasa. Así son las nuevas tecnologías si no se anda con ojo.

La última víctima del teclado predictivo es el delegado territorial del Gobierno de Aragón en la provincia de Teruel, Antonio Arrufat. El socialista lanzó una breve felicitación en Facebook y a colación recibió un mensaje de una vieja amistad: "Seguro que no te imaginas quién soy, pero nos conocemos hace un montón de años, si haces memoria seguro que lo recuerdas...".

Lo que ocurrió a continuación es tan desternillante como abierto al público. Arrufat, haciendo gala de su buena memoria, afirmó sin ambages recordar a su interlocutor. Pero remató la intervención con una frase malograda por culpa del latoso autocorrector: "Claro que me acuerdo. Las buenas felaciones nunca se olvidan". Lapsus linguae y carne de chiste en Twitter, donde la cuenta de Rolde Choben (las juventudes del Partido Aragonés) compartieron la publicación y le recomendaron tener "cuidado con lo que dice", ya que "luego todo se hace público".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión