Despliega el menú
Sociedad

La jota aragonesa, triunfante en la televisión neoyorquina

Una cubana de 18 años triunfó en 1966 en el canal 47 de Nueva York bailando la jota aragonesa. Y HERALDO lo contó un día de San Fermín de hace 50 años.

La jota aragonesa, triunfante en la televisión neoyorquina
La jota aragonesa, triunfante en la televisión neoyorquina

HERALDO se hizo eco el 7 de julio de 1966 de la historia de Inés García Tieles. Esta habanera de 18 años, hija de santanderino y cubana, ganó un concurso de belleza y talento en el canal 47 de Nueva York (de habla hispana) tras mostrar sus dotes de baile con la interpretación de una alegre y movida jota aragonesa, que había aprendido a bailar por sí misma, y con la que llamó poderosamente la atención del jurado.

El premio fue un viaje de 20 días por España. Cuando le preguntaron si tenía ambiciones de ser una estrella de cine como otras reinas de la televisión, Inés dijo que prefería encontrar el amor, y mejor en un español que en un norteamericano. También añoraba Cuba, de la que había salido cinco años antes con su familia huyendo del régimen castrista. "Mi mayor ilusión sería volver, pero sin Fidel".

?"Inés García Tieles es una cubana de 18 años que recientemente ha sido proclamada Reina de la TV de Nueva York en el canal 47. Ella es alta, delgada, pelo castaño y unos preciosos ojos verdes. Al hablar arrastra suavemente las sílabas, el acento cubano, siempre es dulce y agradable. El canal 47 de la televisión neoyorquina es de habla hispana y sus programas están dirigidos a todos los que en la gran metrópoli norteamericana hablan español.Premio del concurso: un viaje de 20 días en España

Precisamente por esta característica hispana del canal 47, el premio del concurso consistía en un viaje de 20 días de duración por España y, curiosa coincidencia. Inés García es de ascendencia española.

- Mi padre es español, de Santander; mi madre es cubana. Estuvimos en Cuba hasta 1961, año en que nos vimos obligados a abandonar el país porque no podíamos soportar por más tiempo el régimen de Castro. Luego nos instalamos, mis padres y yo, en Nueva York. Allí empecé a estudiar secretariado comercial; éste ha sido mi cuarto curso.Una jota aragonesa le dio el triunfo

Para llegar a ser Reina de la TV, Inés tuvo que superar las pruebas reglamentarias de talento y belleza. El jurado selecciona nueve participantes cada mes a lo largo de todo el año. De todas ellas sólo seis pasan a la semifinal. De estas seis sale la ganadora. Este año el triunfo fue para Inés, una muchacha ‘casi’ española.

- En la fase final tuvimos que demostrar nuestras habilidades ya fuera cantando o bailando -nos explica-, y yo escogí la danza.

Pero, contra lo que pudiera parecer, Inés no eligió ni la típica rumba de su país natal ni ningún otro baile de los que ahora se estilan, sino una alegre y movida jota aragonesa. Ella había visto bailar varias veces esta danza tan española y le entusiasmó de tal forma que se propuso aprenderla. Y la aprendió sólita; sin que nadie le diera lecciones.

- Al jurado le gustó mucho mi actuación, sobre todo por lo original que resultaba ver bailar una danza típica del folklore español en Norteamérica.Quiere descansar

Inés aprovechará estos 20 días para descansar y recorrerá Madrid dando grandes paseos. Ella nos ha asegurado que le encanta pasear sola y curiosear en todos los escaparates que encuentra a su paso. Y sobre todo le encanta la capital de España.

Al término de su estancia en Madrid se desplazará a Santander con el fin de visitar a sus familiares, a quienes no ha visto desde hace cuatro años.

- Me quedaré unos cuantos días con mi familia. Estos días me los tomaré por mi propia cuenta; quiero decir al margen del premio. Luego iré a Mallorca. Me han hablado tantas veces de esta isla que estoy realmente emocionada con el viaje.

Al pronunciar la palabra isla, los ojos verdes de Inés se han ensombrecido un poco. Quizá haya recordado con nostalgia aquella otra isla que tuvo que dejar."Mi mayor ilusión sería poder volver a Cuba"

- Inés, ¿cuál sería su mayor ilusión?

- La mayor ilusión de mi vida sería volver a Cuba.

- ¿Con Fidel o sin Fidel?

- Sin Fidel, por supuesto. De todos modos, aunque no pueda volver, siempre llevaré a Cuba en mi corazón.

Ocurre casi siempre que estas bonitas muchachas, proclamadas reinas de algún concurso de belleza, a la corta o a la larga acaban dedicándose al cine. A Inés le gusta esta idea, pero le va tan lejana como el amor.

- ¿No tienes novio?

Se ha limitado a sonreír y negar con la cabeza. Pero, dice que le gustaría enamorarse de algún joven español. Los norteamericanos no le agradan. Nos ha asegurado que si alguna compañía norteamericana de cine le ofreciera un contrato no lo aceptaría. Es casi, casi un reto a los gigantes del cine mundial. Le quedan muchos años para cambiar de opinión o para continuar manteniéndola. Nunca se sabe... Lo cierto es que no le gustan los yanquis.

Espera la menor ocasión que tenga para ver una corrida de toros. Hasta ahora no ha visto ninguna.

- Solo en el cine. Pero ¡resulta tan pobre! Estoy segura que al natural tiene que ser algo fascinante".

José Gil

(Noticia de Hemeroteca recopilada por Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón)

Etiquetas
Comentarios