Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Sírvase usted mismo. Paquetes de software listos para usar

Cada vez más aparatos de los que usamos a diario incorporan software para dar mejor servicio. Coches que se actualizan en el taller, aviones que asisten al piloto, satélites que autocontrolan su posición... La Universidad San Jorge participa en un proyecto europeo de implementación de desarrollos.

El grupo Svit de la Universidad San Jorge investiga cómo empaquetar fragmentos de software para poder reutilizarlos.
El grupo Svit de la Universidad San Jorge investiga cómo empaquetar fragmentos de software para poder reutilizarlos.
SVIT

Nuestras lavadoras ya saben dosificar el agua, incluso el detergente, según la cantidad de ropa que ponemos dentro, se pueden programar y ofrecen lavados rápidos al mismo tiempo que facilidad de planchado. Los coches se actualizan solos mientras se les cambia el aceite y salen del taller con más caballos que antes. Algunos despliegan elementos de protección ante la posibilidad de un choque. Y el Software, con mayúscula, es el amo del mercado, el causante de estas increíbles mejoras. Mucho más software y menos hardware; así son los aparatos que usamos.

La informática ha hecho que electrodomésticos, teléfonos, vehículos, trenes, aviones, satélites... respondan mejor a nuestras necesidades. Para el usuario final es una maravilla; en un mismo aparato conviven múltiples funciones y, además, a un precio más bajo. Pero el problema es para el fabricante: experto en mecánica y electricidad, ve cómo las posibilidades de sus productos se disparan con desarrollos software. Y necesita aprender a programar.

"Mercedes tiene ahora más ingenieros software que mecánicos", observa Carlos Cetina, coordinador del grupo de investigación Svit (Variability-­intensive Software Systems) de la Universidad San Jorge de Zaragoza.

Esa dificultad que, hoy en día, hallan muchas empresas a la hora de dar al software su merecido protagonismo es el motor de un proyecto europeo en el que participa el grupo Svit de la Universidad San Jorge. Su objetivo es hacer la programación más fácil a las empresas que no son desarrolladoras de software.Resetea el avión

Ante un mercado de creciente complejidad software, que tiene por ello nuevas reglas de juego, el ingeniero informático Carlos Cetina alerta de otra realidad por la que hay que actuar con urgencia en la mejora de los software: "El ordenador o el teléfono puedes resetearlos si dejan de funcionar, pero eso no puedes hacerlo en un ascensor, un coche, un avión o un satélite. Que el software se cuelgue ya no es aceptable, porque el impacto es muy grande, afecta a la seguridad de muchas personas".

El software ha entrado ‘a saco’ en entornos que implican riesgo ante un mal funcionamiento, como los sectores de automoción y aeronáutica. Por eso, los desarrollos informáticos necesitan fortalecerse; en palabras de Cetina, "dejar atrás su infancia".

"Tenemos que aprovechar lo que ya está hecho, los desarrollos más duraderos. Pero están en la oscuridad, porque no están documentados –explica Cetina–. Tenemos que rescatarlos y crear herramientas que permitan reutilizar partes relevantes de esos desarrollos". Este es el objetivo del proyecto Revamp (Round­trip Engineering and Variability Management Platform and Process), en el que participan empresas como Siemens, Hiberus Tecnología, Ciset, Saab y Scania.

"Qué piezas software son relevantes para nuevos desarrollos y cómo empaquetar esas piezas para poder utilizarlas". Cetina resume así el "desafío" que ha aceptado este año con el proyecto Revamp, al que la San Jorge aporta "ideas y tecnología". Otros socios, como Hiberus, ceden desarrollos propios para trabajar sobre ellos.

¿Qué parte del software de mi lavadora controla el centrifugado?
El grupo Svit de la Universidad San Jorge investiga en desarrollo de productos web y en el control de la variabilidad en los softwares. Dicha variabilidad se refiere a, por ejemplo, "qué características comunes tienen todas las lavadoras y cuáles son específicas en los distintos modelos", indica Carlos Cetina, coordinador del equipo. El quid de la cuestión es "saber qué relación guardan entre sí las distintas funciones, cuáles dejan con el tiempo de ejecutarse", cuáles son complementarias, cuáles excluyentes u opcionales; en definitiva, qué jerarquía impera entre las características de un software o, dicho de otro modo, "qué parte del software de mi lavadora controla el centrifugado".

"Las empresas no hacen estos análisis con el paso del tiempo", señala Cetina. Y nos explica por qué son importantes: "Lo que menos cuesta de un software es hacerlo; lo más caro es mantenerlo". Y, para ello, según el ingeniero de la San Jorge, "hace falta saber qué conjunto de funciones puede integrarse en un mismo software y qué número de pruebas hay que hacer para cubrir todas las funciones".

Cetina advierte que "han cambiado, en el mercado de tecnología, las reglas del juego: ahora, competir es ser eficiente, no vender más barato. En la frenada de un tren no queremos ahorrar dinero, sino optimizarlo". El ingeniero opina que los softwares actuales "son bebés, no dan respuestas a los desafíos actuales"; por eso hace falta mucha investigación como la de Svit.

Proyecto Revamp
Para que la reutilización de software por parte de las empresas sea sistemática y no solo oportunista, para facilitar los desarrollos a las empresas que se han encontrado el software en el camino, Europa lanza el proyecto Revamp (Round­trip Engineering and Variability Management Platform and Process): OBJETIVO Crear paquetes de fragmentos de software para que puedan ser reutilizados por las empresas cuyos productos portan cada vez más software pero ellas no son desarrolladoras. SOCIOS Empresas ABB, AVL, Altran, Altreonic, FZI, KTH, Macq, Magillem, MES, Nexor, Pure Systems, Bosch, Sirris, Saab, Scania, Scopeset, Siemens, Softteam, Softkinetic, Thales, Hiberus Travel, Ciset y Dotocean y las univesidades Hil desheim, Gothemburg, Pierre and Marie Curie, París 1, Karlstad y San Jorge. DURACIÓN De 2016 a 2018. PRESUPUESTO 22 millones de euros.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión