Despliega el menú
Sociedad

Fiesta sorpresa a Tomás Solans, padre del protocolo en Aragón

Varios expresidentes del Gobierno de Aragón y de las Cortes participaron en un emotivo homenaje en el hotel Palafox.

Tomás Solans, el padre del protocolo en Aragón, vivió ayer una jornada muy especial. Después de casi 40 años de actividad profesional, se jubiló el 12 de junio y ayer pensaba que en el hotel Palafox le esperaba una discreta comida de despedida. Fue mucho más: un homenaje en toda regla, un cariñoso regalo en el que participaron 160 personas.

A Tomás Solans le entretuvo José María Gimeno, jefe de protocolo de las Cortes de Aragón, mientras los invitados llegaban al hotel. Con todo el mundo reunido, la pareja recibió la orden de acercarse. Al darse cuenta de la ´encerrona`, Tomás Solans reaccionó entre sorprendido y emocionado. Allí se encontró a sus exjefes en el Gobierno de Aragón Juan Antonio Bolea, Juan Antonio de Andrés, José María Hernández de la Torre, Santiago Lanzuela, Luisa Fernanda Rudi y Marcelino Iglesias, y de las Cortes, Antonio Embid, Juan Bautista Monserrat, Ángel Cristóbal Montes y Antonio Cosculluela.

Los primeros minutos fueron de abrazos y reencuentros. De fuera de Aragón llegaron el jefe de Protocolo de Extremadura, Javier Castaño, y el subdirector de Protocolo del Gobierno de España, Alejo Arnaiz, que le hizo entrega de la encomienda de número del mérito civil, que concede el Ministerio de Asuntos Exteriores.

La nómina de invitados fue muy notable. Entre otros, asistieron el Justicia Fernando García Vicente; Manuel Teruel, de la Cámara de Comercio; Alfonso Peña, de la Cámara de Cuentas de Aragón; Gustavo Alcalde y Ángel Val, delegado y subdelegado del Gobierno; José Luis Yzuel, de Horeca, o los directores de HERALDO, Mikel Iturbe, y ´El Periódico de Aragón`, Jaime Armengol.

En nombre de todos ellos, Juan Antonio Bolea recordó que Tomás Solans “es historia viva de Aragón; un hombre honrado, discreto y trabajador al que todos los presidentes le han otorgado su confianza”. El aludido devolvió el agradecimiento y expresó el deseo de que su ejemplo “sirva de estímulo y aliento para la gente que trabaja en protocolo porque es una profesión que vale la pena”.

Sus palabras estuvieron acompañadas de imágenes y sonidos, ya que a través de un vídeo se repasó su trayectoria profesional desde los lejanos tiempos de la preautonomía aragonesa. De recopilar el material y de la organización del evento se ocuparon los responsables de protocolo de las principales instituciones: Gema Fernández, Javier Carnicer, Óscar López, José Luis Angoy, José Ignacio Asensio, María Antonia Martín y Ana Prieto, entre otros.

Y hubo brindis y regalos, por supuesto. El más emotivo, una cajita con material de protocolo: tijeras, cintas, credenciales… “Esto es para que no te olvides de nosotros y nos eches una mano de vez en cuando”, le pidieron entre risas sus compañeros.

Etiquetas
Comentarios