Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Curiosidad, ¿bendición o maldición?

La curiosidad, un irresistible impulso.
La curiosidad, un irresistible impulso.
Mohammad Abdullah

La curiosidad mató al gato, pero ¿cuál es su efecto sobre los humanos? No solo es un estimulante acicate para investigar y hacer avanzar la ciencia. Los expertos aseguran que se trata de un impulso tan irresistible que puede llevarnos a cometer impudencias, incluso aunque seamos conscientes del riesgo al que nos exponemos. No podemos soportar la incertidumbre. Y cuanto menos sabemos lo que nos espera, más necesidad sentimos de saber de qué se trata, sea cual sea el precio a pagar.

Es lo que se desprende de una serie de experimentos llevados a cabo por la Universidad Wisconsin-Madison y de los que se hace eco 'Investigación y Ciencia'. El equipo reunió a 54 estudiantes alrededor de una mesa sobre cuya superficie se encontraban unos bolígrafos. Los investigadores explicaron a los participantes que esos bolígrafos se habían utilizado en un experimento anterior y se habían quedado 'olvidados' encima de la mesa. Al parecer, producían electrochoques; quien los apretaba recibía una ligera descarga eléctrica, pero algunos no funcionaban, pues les faltaba batería. Cuando los científicos abandonaron la sala, solo un participante era capaz de contenerse y no apretar los bolígrafos. El resto estaba dispuesto a recibir la descarga si lograba satisfacer así su curiosidad y "no quedarse con la duda".

Etiquetas
Comentarios