Sociedad
Suscríbete

Batman, el caballero más oscuro que nunca

Rocksteady se despide de una saga que ha durado seis años y que, junto a las películas de Nolan, han reinventado a este oscuro héroe.

Una escena de Batman.
Batman, el caballero más oscuro que nunca

Una lúgubre y elegante obra maestra. La última entrega del detective oscuro de la capa y la máscara es el colofón perfecto para una saga que ha ido evolucionando con el tiempo para darle a este nocturno superhéroe el lugar que merece en el mundo de los videojuegos.

Una lluviosa y fría noche, iluminada por una gigantesca luna, ese es todo el tiempo que durará nuestra aventura. Tras la muerte de Joker en la anterior entrega de la saga, Batman parecía haberse quedado sin un rival digno, los índices de criminalidad de Gotham habían descendido por primera vez en mucho tiempo y una calma tensa reinaba en la ciudad. Pero la tranquilidad se acaba en el momento en el que el temible Espantapájaros amenaza con liberar una poderosa toxina que provoca la locura y el miedo en quienes la inhalan. Las autoridades deciden evacuar la ciudad y los malechores aprovechan para hacerse con el control de las calles y delinquir a su antojo.

Esta decadente Gotham, la ciudad que vio nacer al mito, es un gigantesco personaje en sí mismo. Recreada a la perfección, será el húmedo y gótico escenario de nuestra aventura. Una urbe viva asolada por el crimen, repleta de villanos y dispuesta a romperse en mil pedazos al paso de nuestro Batmóvil, un vehículo demandado por los fans desde la primera entrega y que hace su aparición por primera vez.Gráficos de nueva generación en un mundo abierto

El caballero oscuro llega por primera vez a la nueva generación de consolas y el resultado es sencillamente espectacular. El propio personaje está detallado a la perfección, el traje, el movimiento de la capa, el gesto serio y aterrador de su impertérrito rostro. También están muy cuidados el resto de personajes principales de la historia, los villanos, héroes y antihéroes que irán apareciendo a lo largo de la historia. Y por supuesto todo ello enmarcado en una maravillosa Gotham cuyos exteriores e interiores están cuidados hasta el último detalle

Batman Arkham Knight llega en modo ‘sandbox' o mundo libre, que nos permitirá recorrer las calles y los cielos de la ciudad, escogiendo en cada momento si queremos seguir la historia principal, que nos enfrenta al Espantapájaros, entretenernos en una de las múltiples misiones secundarias protagonizadas por otros villanos, como el loco y misterioso Enigma, o simplemente recorrer las calles de Gotham repartiendo leña a los agitadores y malechores que, aprovechando el caos, han tomado las calles.

La historia principal está cargada de escenas cinemáticas excepcionalmente dobladas al español, con gran dramatismo y giros inesperados, todo ello sin un solo momento de carga o espera de ningún tipo. El juego simplemente fluye como la seda sin interrupciones entre la acción y la historia ni cambios en la calidad de imagen.Peleas a puñetazo limpio, investigaciones y paseos en Batmóvil

Batman deberá enfrentarse a un sinfín de enemigos con el habitual modo de lucha cuerpo a cuerpo al que nos tiene acostumbrados la saga. Aunque al principio pueda parecer una locura enfrentarnos a puñetazo limpio a una docena de enemigos armados hasta los dientes, pronto aprenderemos que Batman puede con eso y mucho más. Ataques y contraataques desde el cielo, combos imposibles, eliminaciones múltiples o sigilosas después de deslizarse a través de los conductos de ventilación… El jugador podrá elegir en cada momento el mejor modo de enfrentarse a cada desafío.

El modo detective cambiará la vista por defecto resaltando, a modo de realidad aumentada, las pistas o los enemigos que haya alrededor de Batman. Esto permitirá tanto planificar un ataque a múltiples objetivos, como investigar el escenario de un crimen al más puro estilo CSI.

El nuevo Batmóvil merece mención a parte. Se trata de un verdadero tanque, negro azabache, endemoniadamente veloz y de gran agilidad, muy similar al que se dejó ver en las películas de Christopher Nolan. Con él, Batman deberá superar diversos desafíos, enfrentándose a tanques no tripulados y drones, realizando vertiginosas persecuciones por las calles de Gotham o destrozando paredes y levantando el asfalto de la ciudad con ayuda de su gancho, para resolver puzzles y acertijos. La maniobrabilidad del vehículo, sobre todo su frenado y derrape, no es todo lo fino que se podía esperar y su conducción es a veces complicada. Afortunadamente, en el modo tanque el Batmóvil es mucho más preciso y manejable.

Tanto el vehículo, como los trajes, las armas o las propias habilidades del personaje se pueden ir mejorando a lo largo del juego, a través de un menú que también permite al jugador escoger la misión que quiere cumplir en cada momento, consultar el mapa de la ciudad o las biografías de los personajes principales, que ayudarán a aquellos que no hayan jugado a las entregas anteriores a comprender mejor la historia.

Con unos gráficos espectaculares, dignos de la nueva generación, un guión estupendo, un sistema de lucha continuista y mejorado y un batmóvil mejorable pero que cumplirá el sueño de muchos de conducir este tanque por las calles de la mítica Gotham, Batman Arkham Knight es, en definitiva, una auténtica obra maestra que cierra una fantástica saga.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión