Despliega el menú
Sociedad

La mujer de Vargas Llosa, sorprendida por las fotos del Nobel junto a Isabel Preysler

La revista ¡Hola! publica unas fotos del escritor saliendo de un restaurante con la viuda de Boyer.

Portada de la revista ¡Hola!
Portada de la revista ¡Hola!

Patricia Llosa se ha mostrado sorprendida y apenada por la noticia que publica la revista ¡Hola!, que demuestra que la amistad entre Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler se ha "estrechado y fortalecido", y muestra una fotografía de ambos paseando a la salida de un restaurante en Madrid.

Llosa, que ha elegido manifestar su pesar por medio de las redes sociales, a través de un mensaje en la cuenta de Twitter de su hija menor, Morgana Vargas Llosa (@morganavill), ha pedido respeto a la privacidad de su familia.

"Mis hijos y yo estamos sorprendidos y muy apenados por las fotos que han aparecido hoy en una revista del corazón. Hace apenas una semana estuvimos con toda la familia en Nueva York celebrando nuestros 50 años de casados y la entrega del doctorado de la Universidad de Princeton. Les rogamos respetar nuestra privacidad. Patricia Llosa de Vargas", ha sido su comentario.

Según la revista ¡Hola!, Isabel Preysler, viuda de Miguel Boyer, y el Nobel de Literatura, que son amigos desde hace más de veinte años, han "estrechado" su relación tras la separación del escritor, circunstancia que Patricia Llosa no ha comentado.

Según la publicación, Preysler y Vargas Llosa acababan de regresar de un viaje a Londres, donde acudieron, por separado, como invitados del príncipe de Gales a la cena de Porcelanosa, de la que la viuda de Miguel Boyer es embajadora. 

Mario Vargas Llosa, según la misma revista, está separado de su mujer, Patricia Llosa, con la que se casó en segundas nupcias después de separarse de su primera esposa, Julia Urquidi, y con la que mantiene una "fantástica relación".

Por su parte, Isabel Preysler, está viuda desde el pasado mes de septiembre, tras el fallecimiento, después de una larga enfermedad, de Miguel Boyer, su "compañero de viaje", como la propia Preysler confesó a ¡Hola! en otro número de la revista.

Etiquetas