Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

​Netflix prepara su desembarco en España

Series y películas cuando y donde el usuario quiera por una cuota mensual asequible. Netflix llegará a España en octubre ¿Es la solución contra la piratería?

Netflix
Netflix cuenta con 64 millones de clientes en todo el mundo

“Si hubiera Netflix en España, pagaría encantado”. Tras esta frase muchos usuarios se han escudado y lamentado durante años, anhelando un servicio potente de vídeo bajo demanda que les diera acceso a un completo catálogo de series y películas a un precio razonable. La espera ha terminado. Reed Hastings, creador y presidente de Netflix, ha confirmado que la plataforma llegará a España en octubre.

Pero, ¿qué es Netflix? Hace ya años que la tecnología permite ofrecer contenidos audiovisuales bajo demanda a través de internet (conocido en inglés como VOD, siglas de ‘Video On Demand’), es decir, programas, películas y series que el usuario puede elegir cuándo ver, sin necesidad de una descarga previa, y que puede pausar en cualquier momento para continuar reproduciendo más adelante.

En Estados Unidos existen múltiples plataformas que ofrecen VOD y que, poco a poco, han ido matando al todopoderoso cable. Hulu, Amazon o Crackle son algunas de ellas, todas con grandes catálogos y contenidos exclusivos por un precio que ronda los 10 dólares al mes. Pero, con 64 millones de suscriptores en todo el mundo, Netflix es el rey indiscutible.

Parte de su éxito se debe al gran número de contenidos que ofrece, un catálogo que ha sabido completar con series de producción propia y gran calidad como ‘House of Cards’ o la recién estrenada Sense8 dirigida por los hermanos Wachowski. Otro de sus puntos fuertes es que se trata de un servicio multiplataforma. Se prevé que en España se pueda acceder con el ordenador, ‘smartphone’, tableta, ‘smart TV’ o con dispositivos como el Apple TV o el Chromecast de Google.¿Un antídoto definitivo contra la piratería?

En la entrevista en la que confirmaba la llegada de Netflix a España (publicada en ‘elmundo.es’), Reed Hastings veía la piratería más como una oportunidad que como un escollo: “Puedes llamarlo un problema, pero ha creado un público acostumbrado a ver contenido en internet. Nosotros ofrecemos una alternativa mucho más sencilla e inmediata que buscar un torrent”.

Netflix no es la panacea contra la piratería. No es un series.ly o un Popcorn Time de pago. Su catálogo, aunque muy amplio, no es infinito. De hecho, muchas series se estrenan mucho después de haberse emitido, y otras, como ‘House of Cards’ o ‘Orange is the new black’, no estarán presentes en el catálogo de Netflix España ya que sus derechos los tiene Canal+. Por unos 8 euros al mes ofrecerá un catálogo cuya variedad y riqueza está por confirmar.

En Reino Unido empezaron con unos 2.500 títulos que contrastan con los más de 14.000 que ofrecen en Estados Unidos. Es de prever que en España ocurrirá algo parecido y que la amplitud del catálogo dependerá del éxito que la plataforma tenga en nuestro país.Otras plataformas de VOD en España

A Nétflix no le van a faltar competidores en nuestro país. La oferta de contenido bajo demanda ha ido creciendo con el tiempo y en el último año ha sufrido un fuerte impulso por parte de las cadenas tradicionales y los proveedores de pago.

Los grandes grupos de comunicación privados (Atresmedia y Mediaset) y públicos (RTVE) han sabido por fin leer las necesidades del público español y ofrecen sus contenidos en sus webs y a través de ‘apps’ para dispositivos móviles y ‘smart TV’.

Hasta hace poco había que recurrir a las grabaciones, de dudosa legalidad y baja calidad, de los usuarios en YouTube para poder ver un programa o serie que te habías perdido. Hoy las cadenas cuelgan sus contenidos para que sea el público el que decida cuándo quieren verlos.

Canal+ y Telefónica - ahora unidas en propiedad pero no de facto-, poseen Yomvi y Movistar Series, dos potentes plataformas de pago para que sus suscriptores puedan acceder a sus contenidos en cualquier momento y, prácticamente, en cualquier dispositivo. Su precio parte de los 6 euros, a los que en el caso de Telefónica hay que sumar el coste del combinado de Fusión (conexión a internet, móvil y televisión) que elija el usuario.

En Yomvi, además, habrá que abonar un extra por el alquiler de los contenidos ‘premium’, que incluyen los últimos estrenos.

Más allá de las distribuidoras tradicionales, existen otras interesantes plataformas que han nacido y crecido en internet. Es el caso de Wuaki.tv, un servicio que, además de ofrecer el alquiler de películas por unos 4 euros y la compra de series a unos 40 euros la temporada, permite suscribirse por 6 euros al mes con acceso a un amplio catálogo.

?Fimin, por su parte, se ha especializado en contenido de culto y ofrece un gran número de clásicos y novedades del cine independiente, pagando por cada contenido consumido, o en distintas suscripciones que van de los 6 a los 15 euros al mes.

En definitiva, Netflix viene a sumarse a una oferta de vídeo bajo demanda cada vez más amplia, que, por un lado, refleja que en España existe público dispuesto a pagar por servicios de calidad, pero que al mismo tiempo fragmenta un mercado en el que la elección de un servicio VOD es cada vez más difícil.

Etiquetas