Sociedad
Suscríbete

Una lencería que evita usar tampones y compresas

Tres feministas neoyorquinas han creado una nueva firma de ropa interior que pretende cambiar el modo de afrontar la menstruación.

En función del modelo y de su capacidad de absorción, el precio oscila entre los 24 y los 35 dólares.
En función del modelo y de su capacidad de absorción, el precio oscila entre los 24 y los 35 dólares.
Thinx

Aunque existan infinidad de productos de higiene íntima en el mercado, la menstruación sigue siendo un incordio para millones de mujeres en todo el mundo. O, al menos, así lo era hasta el momento. Ahora tres feministas neoyorquinas se han propuesto desafiar el modo en que las mujeres afrontan su periodo con la creación de una nueva firma de lencería íntima que evitaría usa tampones y compresas.

Se trata de Thinx ('Period Panties For Modern Women'), una nueva marca de ropa interior que se compone de tres modelos de prendas inferiores -un tanga, una braga y un culotte- confeccionados de tal manera que, por medio de diferentes capas, absorben dos veces más que cualquier tampón o compresa neutralizando el olor. 

Las fundadoras son dos gemelas de Nueva York, Miki y Radha Agrawal, y Antonia Dubar. Y según señalan en su página web, su filosofía se basa en "imaginar un mundo en el que ninguna mujer se vea limitada por su cuerpo". Para ello, añaden: "vamos a trabajar con orgullo y sin descanso hasta que cada mujer tenga una oportunidad -en condiciones de igualdad- de conseguir el futuro más brillante que se merece".

Para ello, la firma de braguitas supone el primer paso de estas feministas, cuyo proyecto -indican- persigue "eliminar la vergüenza de las mujeres y niñas de todo el mundo".

Las prendas, disponibles en negro y nude, cuentan con un diseño atractivo que las hace "cómodas y sexy" a la hora de llevar. En función del modelo y de su capacidad de absorción, el precio oscila entre los 24 dólares del tanga 'Light days' y los 35 de la braguita para los 'heavy days'.

Por su parte, las diseñadoras recomiendan que cada usuaria pruebe con qué modelo se sienten más cómodas en función de los límites de su flujo.  

"'Thinkx' es un proyecto diseñado por mujeres de Nueva York y producido por mujeres en Sri Lanka. Nuestra lencería se ubica en una fábrica de gestión familiar comprometida con proporcionar educación complementaria y formación a sus empleadas, así como otorgarles el poder de convertirse en líderes de sus comunidades", explican en su página las propietarias de la firma. 

Ver otras noticias de Sociedad.

Etiquetas