Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

El Homo sapiens será una especie más en el parque Paleolítico Vivo

El proyecto, relacionado con Atapuerca, recibirá las primeras visitas en marzo.

Los humanos de Atapuerca comían perros domésticos, gatos salvajes, zorros y tejones
El Homo sapiens será una especie más en el parque Paleolítico Vivo
EFE/David Fernández

El Homo sapiens será una especie más en Paleolítico Vivo, un proyecto en el que se podrán ver animales propios de la prehistoria en semilibertad, en algo más parecido a un safari o una película que a un zoológico, ha explicado el coordinador del proyecto, Eduardo Cerdá.

Tras varios años de preparativos, el proyecto, relacionado directamente con los yacimientos de Atapuerca, está dando los últimos pasos para poder recibir las primeras visitas en marzo y organizar visitas de más volumen en Semana Santa.

Cerdá, que fue también uno de los promotores del parque arqueológico que apoya la visita a los yacimientos, cree que Paleolítico Vivo requerirá una campaña internacional "potente" para desarrollar sus posibilidades y llegar a los 100.000 visitantes al año.

Considera que "no es una previsión exagerada" porque un parque como el de Teverga, en Asturias, un paraje mucho menos conocido que Atapuerca, recibió 13.000 visitas hace dos años, pero han introducido dos caballos przevalski, llevados desde Burgos, y una pareja de bisontes y en 2014 han llegado a 51.000 visitantes.

En el caso de Paleolítico Vivo, el objetivo es poder mostrar animales "casi prehistóricos" casi en total libertad, en grandes espacios naturales en los que el vallado perimetral apenas se podrá apreciar.

En este momento, cuentan con dos grandes espacios: en Salgüero de Juarros y en Urrez.

En el primero hay varios ejemplares de caballos przevalski, un tipo de équido salvaje que se considera prácticamente igual al prehistórico y del que se estima que hay unos mil ejemplares en todo el mundo y uros, que se consideran antepasados de los toros y vacas actuales y que han sido recuperados genéticamente mediante cruces, ya que se extinguieron hace siglos.

En Urrez tienen varios caballos tarpanes, considerados como los antepasados de todas las especies de caballos de tipo ligero que existen en la actualidad.

Son animales que desconfían del ser humano y resisten perfectamente las condiciones climáticas y meteorológicas de una zona que estos días ha estado cubierta por la nieve.

Cerdá confía en que en las próximas semanas se puedan incorporar también varios bisontes, que traerán de una finca de León.

Reconoce que ha sido la parte más difícil, porque la Junta de Castilla y León tiene mucho respeto por el impacto que ese pueda causar en el entorno de Atapuerca.

Etiquetas