Despliega el menú
Sociedad

Cuantificador de 10 euros, para bebés o para medir las relaciones sexuales

La fiebre por ‘cuantificarlo’ todo sigue creciendo, algunos dispositivo cuestan alrededor de 10 euros y otros sirven para monitorizar la actividad de los bebés o incluso para medir nuestra entrega durante las relaciones sexuales.

Mi Band estará disponible en diferentes colores
Cuantificador de 10 euros, para bebés o para medir las relaciones sexuales

Los ‘cuantificadores’ son, a la espera de la consolidación de los relojes inteligentes, los ‘gadgets’ de última generación más populares y demandados del momento.

Estos pequeños dispositivos, que normalmente tienen forma de pulsera, miden la actividad del usuario, ofreciendo información en tiempo real de parámetros como los pasos dados, las calorías consumidas o incluso la calidad del sueño.

Aunque su precio se ha mantenido en torno a los 100 euros, dependiendo sobre todo de las funcionalidades que ofrecen y del diseño y materiales con las que están fabricadas, ya se han anunciado las primeras pulseras de bajo coste.

Concretamente, el fabricante chino Mi ha anunciado que su dispositivo de cuantificación Mi Band costará solo 13 dólares (unos 10 euros). Con un diseño bastante minimalista, esta pulsera cuenta con un único botón y tres indicadores LED, y guarda un registro de la actividad en forma de pasos, calorías, distancia, calidad del sueño…

La batería de la Mi Band está muy bien optimizada y durará un mes sin necesidad de ser recargada (la duración media de estos dispositivos es de una semana o 10 días) y además es resistente al agua por lo que podremos ducharnos o incluso nadar con ella.

Otra opción asequible, que se pondrá a la venta en los próximos meses a través de internet, es el brazalete Movo, que costará 29 dólares (unos 22 euros). Movo registra los pasos dados, la distancia recorrida y las calorías quemadas. No guarda un registro nocturno de la calidad del sueño y, aunque es resistente al agua, no recomiendan sumergirla. Su batería dura unas dos semanas.Un cuantificador para los más pequeños de la casa

Para aquellos padres a los que les gusta tener vigilados a sus bebés permanentemente y quieran controlar cada movimiento que dan también existe un aliado electrónico dispuesto a cuantificar cada instante de la vida de los más pequeños de la casa.

Sproutling es un monitor inteligente de actividad que se puede colocar en el tobillo o la muñeca del niño. Presume de poder medir, gracias a sus sensores, parámetros como el pulso del bebé, si éste está en movimiento e incluso su estado de ánimo al despertarse.

Su batería dura unos tres días y se recarga de forma inalámbrica, gracias a una base que también es capaz de determinar si las condiciones ambientales, en cuanto a temperatura, luz o ruido, son las adecuadas. También cuenta con un sensor de proximidad que avisa si el dispositivo se desprende y permite determinar si está durmiendo en una postura equivocada.

El Sproutling tardará todavía unos meses en llegar al mercado, tiene previsto lanzarlo a principios de 2015, y su precio rondará los 250 dólares.El sexo también se cuantifica

¿Por qué no medir también nuestra actividad durante las relaciones sexuales? Esto es lo que se han debido preguntar los creadores del SexFit, el primer dispositivo pensado para registrar la actividad física del usuario cuando practica el acto sexual.

Con forma de anillo, este curioso ‘gadget’, que por el momento es solo un prototipo, cuenta con indicadores luminosos que marcan la intensidad de la actividad y se comunica de forma inalámbrica con el teléfono o el ‘tablet’ para mostrar los datos registrados, que van desde el número de movimientos por minuto hasta el de calorías consumidas.

Su precio y su fecha de lanzamiento están todavía por confirmar.

Etiquetas