Sociedad
Suscríbete

El padre Ángel, amigo de Lina Morgan, dice que ella prefiere que no la molesten

El fundador de la asociación Mensajeros de la Paz ha afirmado que le ha dado la bendición. 

El Padre Ángel ha visitado a Lina Morgan un par de veces
Padre Ángel

El padre Ángel, fundador de la asociación Mensajeros de la Paz y amigo personal de Lina Morgan, ha afirmado que ha visto hace poco a la actriz y le ha dado la bendición, pero que ella prefiere que no la moleste nadie y que por eso la ve menos que antes.

"La he visto no hace mucho", ha afirmado el padre Ángel durante su intervención en la Universidad de Verano que organiza la Fundación Universidad Rey Juan Carlos en Vicálvaro.

Sobre los rumores que hablan del empeoramiento del estado de salud de Lina Morgan y de que habría podido recibir la extremaunción, el padre Ángel ha explicado que el sacramento "no es sólo para muertos" y que, en todo caso, él no se lo ha administrado. "Yo sólo le he dado la bendición y rezo por ella", ha asegurado.

También se ha desvinculado de todos los comentarios referidos a que su organización podría recibir una parte de la herencia de la actriz y ha indicado que la única herencia que le preocupa "es la del cariño no la de los euros".

Por otra parte, el fundador de la asociación Mensajeros de la Paz se ha referido a la crisis actual para dar "un 10 a la sociedad española y sólo un 4 al Gobierno" ya que, en su opinión, "los políticos están más preocupados de si hay que aforarse en vez de preocuparse de que los niños coman".

Asimismo, ha criticado a aquellos políticos que niegan la actual situación de hambre de algunos niños y les invita a que "vayan al comedor un día para que vean que éstos no son unos actores a los que se trae en coches como se traen a veces para que vote la gente".

Sobre la concesión la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 13 de junio, el padre Ángel ha apuntado que no ha recibido "ninguna felicitación por parte de la Conferencia Episcopal" pero que "la esperaba".

"Yo no necesito que ni la Iglesia ni el Gobierno me den parabienes, pero me encantaría que me diera un beso mi Madre, y mi Madre es la Iglesia", ha comentado.

A preguntas de los periodistas, el padre Ángel ha afirmado que, sin la menor duda, cambiaría la Medalla por una ayuda económica para su organización. "Lo agradezco igual, pero mejor si hubiera venido acompañada de un cheque", ha subrayado.

Etiquetas