Despliega el menú
Sociedad

El 'Legado de Tibu': la última moda viral llegada a Aragón

Los vídeos de gente mojándose o tirándose al agua han empezado a llenar las redes sociales.

Si ve en una piscina, durante una escapada a la playa o incluso en plena calle a una persona mojándose por completo de agua grabándose con un teléfono móvil, no se asuste. Todo tiene un motivo. Aunque a veces las modas y tendecias de internet lo hagan difícil de entender, y más si el sujeto precede la acción anunciando un tal 'Legado de Tibu'.

Convertida en una diversión más del verano para algunos y una tontería sinsentido para otros, lo cierto es que Aragón no ha escapado de la última moda viral que en apenas unas semanas ha inundado internet: 'El Legado de Tibu', una práctica consistente en ducharse o bañarse en agua fría de la forma más original posible con el fin de evitar una nominación de un conocido. Una cadena que se ha extendido a la velocidad del 'click' debido a que el implicado debe acabar su reto nominando a otros tres conocidos más que, de no cumplir con el reto, deberán pagar una mariscada al amigo que le metió en ese aprieto.

Esta moda que desde hace poco más de una semana ha comenzado a plagar de vídeos difíciles de comprender Youtube o Facebook nació, no obstante, por una causa que no tenía nada de absurso en a localidad de Tarkio, Estados Unidos. Allí, los padres de un pequeño con cáncer propusieron a sus vecinos iniciar una campaña de apoyo y de recogida de fondos bañándose en agua helada. Una iniciativa que fue llevada hasta Galicia -donde está haciendo furor- por un joven de Camariñas (La Coruña), apodado Tibu, que trasladó a tres primos el reto. Y una vez iniciados los chapuzones, nadie ha podido pararlo.

La moda ha ido cruzando fronteras hasta llegar a Zaragoza, de donde proceden ya más de una veintena de vídeos que se pueden encontrar en Youtube. Algunos más elaborados, otros menos, pero todos con la misma intención de 'pringar' a algún conocido. "Me han nominado para el legado de Tibu, para que esta cultura salga de Galicia, así que voy a mojarme", relataba un joven zaragozano en uno de los primeros vídeos surgidos en Aragón.

Cuando la 'gracia' se vuelve peligrosa

En Aragón, ante la ausencia de playa, la mayoría de vídeos suelen limitarse a un chapuzón en la piscina, a una simpática ducha, o a un 'remojón' en una fuente. Sin embargo, en Galicia o Francia, el fenómeno se ha empezado a convertir en un problema. Sin ir más lejos, este viernes la versión francesa de esta moda, 'Á l'eau ou au resto', se cobraba su primera víctima. Un joven de 19 años que moría ahogado tras arrojarse al agua montado en su bicileta en la localidad de Béganne, en el noroeste del país. Un caso que ha hecho saltar las alarmas también en Galicia, donde la mayoría de los involucrados en el 'Legado de Tibu' eligen las costas de la comunidad gallega para cumplir con este cometido que, más allá de accidentes, también ha sido advertido por los médicos como una práctica que puede provocar paradas cardiorrespiratorias por el contraste de temperaturas.

Etiquetas