Despliega el menú
Sociedad

El furor de las pulseras de gomas de colores

Los niños y niñas afirman ser unos auténticos expertos y se animan con los anillos o los collares.

Escaparate de un comercio oriental con varias bolsas de gomas
Escaparate de un comercio oriental con varias bolsas de gomas

Las hay de todos los estilos, colores, acabados y tendencias. Hay tantos modelos de pulseras de gomas como personas. Quizá ahí resida el éxito de esta nueva moda que arrasa en los colegios de toda España. "Lo mejor de las gomas es que cada niño o niña es el diseñador y reflejan su personalidad, por eso les gustan tanto", afirma la madre de Izarbe de 6 años.

Son los propios jóvenes los que de forma manual enlazan estas gomas combinando colores y elaborando complementos de todo tipo: collares, diademas, anillos, pendientes, aunque lo que más arrasa son las pulseras.

La elaboración puede parecer dificil al principio, pero según afirma Jorge de 6 años, "está chupado, aprendes enseguida"; aunque su padre reconoce que le costó "un día por lo menos".

La directora del colegio público Gascón Marín asegura que "es una moda que ha comenzado a principios de marzo. Ves cómo en la hora del comedor o en el recreo todos sacan los 'tupperware' y los botes repletos de gomas y se ponen a tejer".

La moda de los complementos de goma ha apartado por completo a otras tendendias como la de las pulseras de animales, las de lana o las de hilos.Cientos de tutoriales circulan por la web donde se enseña a hacer, paso a paso, estos abalorios. 

"Algunas madres se bajan vídeos de youtube, yo lo he intentado y no me sale", opina la madre de Izan, de 6 años, porque para algunos padres puede parecer imposible.

Los más pequeños aseguran que han aprendido de los mayores del cole y aunque los más fanáticos son los jóvenes entre 6 y 11 años, las madres reconocen que la moda también ha pasado al instituto e incluso alguna de ellas dice que "hoy una compañera de trabajo llevaba una en la oficina".

Todas están de acuerdo en que ha sido un auténtico 'boom'. "Yo me voy a hacer una del Zaragoza", afirma orgulloso Izan, de 6 años, aunque las chicas prefieren la "purpurina o el fosforito".

Los comercios han visto en las gomas de colores una posibilidad de venta inmediata. Franquicias como "Martín Martín" ya las vende. Una de sus trabajadoras confiesa que suelen vender unas 10 bolsas de 300 gomas cada día. Cuestan 1,99 euros. Aunque los verdaderos beneficiados son los comercios orientales que ofrecen una infinidad de modelos y cierres a 0,75 euros con cantidades inferiores.

Celia, de 11 años, dice ser una auténtica maestra mientras compra varias bolsas en uno de estos comercios. Ella ha comenzado a venderlas a 0,50 y 0,80 céntimos la unidad, dependiendo de la dificultad. "Este fin de semana me haré 11 pulseras que tengo encargadas" apunta la joven a pesar del rechazo de su padre a que las venda.

Desde el colegio señalan que "esto es normal. De vez en cuando viene una moda y todos los pequeños están como locos. Pero está bien porque ves cómo se ayudan entre ellos y se enseñan. De qué es la pulsera, es lo de menos".

Ver otras noticias de sociedad

Etiquetas