Sociedad
Suscríbete por 1€

La moda de la formación a través de internet

El futuro de la educación ha llegado a los hogares a través de la pantalla del ordenador.

Un tercio de los españoles compra por Internet
La moda de la formación a través de internet

En internet la información circula de forma abierta y desorganizada. Es universal y libre, por eso, determinadas comunidades de docentes y expertos en diferentes temas han decidido compartir sus conocimientos a través de este canal. Sin embargo, para evitar que caigan en saco roto, en lugar de hacer publicaciones sin más, comparten su información a través de Cursos Online Masivos en Abierto (en inglés Masive Online Open Courses o MOOC). ¿Qué significa esto? Que internet ofrece una oportunidad única para aprovechar estos conocimientos estudiando desde casa, consultar materiales de grandes universidades con acceso a profesores reconocidos y, además, sin renunciar a la posibilidad de poder compartir las dudas con otros alumnos.

Pero, ¿qué es exactamente un MOOC? ¿Simplemente los profesores cuelgan en material en la Red? Tal y como nos explica la Wikipedia existen unas características que deben cumplirse para estar seguros que se trata de un MOOC:

1.- Ser un curso. Es decir, es necesario que la formación cuente con una estructura orientada al aprendizaje, que suele conllevar una serie de pruebas o de evaluaciones para acreditar el conocimiento adquirido.

2.- Tener carácter masivo: El número de posibles matriculados es, en principio, ilimitado. Si no es este el caso, debe tratarse de una cantidad muy superior a la que podría contarse en un curso presencial. El alcance de este tipo de formación aspira a ser global.

3.- Impartirse en línea: El curso se imparte a distancia a través de internet. No es necesaria la asistencia a un aula.

4.- Ser abierto: Los materiales son accesibles de forma gratuita en internet. Es decir, si hace falta un manual para completar la asignatura, este debe facilitarse a través de la red y no implicar un coste adicional.

Aunque parezca ciencia ficción no lo es. La posibilidad de acudir a clase a través de la pantalla del ordenador es real y en la web existen diversas plataformas que permiten formarse de esta manera. Se trata de agregadores de cursos. Las principales plataformas anglosajonas son Coursera, EdX y Udacity y en el ámbito Iberoamericano destacan Miriadax y RedunX. En España también existen y a nivel regional destacan algunos ejemplos como Cursópolis, que acaba de empezar su andadura.

La temática no es importante, existe la opción de estudiar de esta forma desde cursos de postgrado con titulación oficial hasta cursos de cata de vino, pasando por idiomas y consejos para emprender un negocio.

La formación online se ha convertido en una alternativa económica para adquirir conocimientos, reciclarse como profesional y/o complementar el expediente académico de una forma sencilla y barata.

Etiquetas