Despliega el menú
Sociedad

Gastronomía

Familia

El Justicia y la FAIM detectan un aumento significativo de la violencia en menores

Fernando García Vicente ha apuntado que están recibiendo quejas de padres e incluso de abuelos que reciben las actitudes violentas de los menores.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y el gerente de la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM), Pedro Coduras, han afirmado que en los últimos años han detectado un aumento "significativo", aunque "no sea en un número alarmante", en la violencia de menores hacia su entorno, tanto su familia, como en el centro educativo o respecto a sus novios o novias.

En rueda de prensa, ambos han informado sobre los diez años de existencia de la FAIM y de las jornadas organizadas para conmemorarlos tituladas 'Entre sueños y realidades. Claves para cambiar el futuro del trabajo con menores', que tendrán lugar los días 27 y 28 de noviembre en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza.

Coduras ha manifestado que ha habido un cambio en el perfil social de los menores que atiende la fundación y si bien "la violencia filioparental --de hijos a padres-- e intrafamiliar --dentro de la familia--- ya se señala en los informes del Justicia desde el año 2002, ahora se da con mayor intensidad".

El gerente de la FAIM ha achacado esto, entre otras cosas, a la "mayor precariedad social y laboral" de los adultos, que les lleva a situaciones de incertidumbre y fragilidad, algo "que incide en los menores" y ha comentado que un tercio de los que se encuentran en sus centros han ingresado por violencia familiar.

Por su parte, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha apuntado que están recibiendo quejas de padres e incluso de abuelos porque, "sin llegar a la agresión física, menores a su cargo presentan actitudes violentas que, en algunos casos, llevan a situaciones de mucha angustia".

Además, están recogiendo quejas de alumnos por conductas violentas de compañeros que si bien "no suponen un acoso sistemático, reflejan comportamientos con un grado de violencia no admisible" y también detectan "más casos de jóvenes que tratan mal a sus parejas", para incidir en la necesidad de campañas que enseñen a los menores y jóvenes a resolver los conflictos de forma pacífica. 

Menor número de extranjeros

El gerente de la FAIM ha expuesto que actualmente hay una menor presencia de extranjeros en sus centros, ya que si entre los años 2005 y 2006 llegaron a representar hasta el 75 por ciento, principalmente menores extranjeros no acompañados, en estos momentos suponen el 50 por ciento, ahora supuestamente acompañados, y el 50 por ciento autóctonos.

El Justicia ha apuntado que esto se debe, en parte, a que hay menos extranjeros que hace unos años, mientras que Coduras ha explicado que los que asisten actualmente han llegado a Aragón por reagrupación familiar, pero luego sus progenitores no los han podido atender.

Tanto García Vicente como el gerente de la FAIM han subrayado la importancia de lograr la inserción laboral de estos jóvenes para que salgan adelante, además de señalar que cuando cumplen los 18 años siguen necesitando apoyo, aunque se les deje de dar, si bien Coduras ha precisado que la fundación posee un piso de emancipación y un programa de integración sociolaboral, pero ha indicado que no es suficiente.

Por otra parte, ha comentado que ha cambiado la "complejidad" de los trastornos de salud mental, entre los que ha citado trastornos por déficit de atención, procesos depresivos y dificultad para el control emocional.

El Justicia de Aragón ha agradecido el trabajo de esta entidad y de todas las personas "que dedican su esfuerzo y trabajo a los menores que están en situación más desfavorecida" y ha opinado que en los últimos 15 años ha habido un "cambio abismal" a mejor en este ámbito, incrementando la sensibilización social, así como la formación de los profesionales.

Etiquetas