Despliega el menú
Sociedad

Tecnología

El ataque de los 'androides' chinos

Llegan de Oriente desde hace años. Al principio eran debiluchos, endebles, aunque baratos. Ahora plantan cara a los grandes y apenas han aumentado de precio.

Zopo fabrica teléfonos de alta gama a precios muy bajos.
Androides chinos_9
HA

Para tener un buen móvil ya no hace falta pedir una hipoteca o comprometerse durante años con una compañía telefónica. Aunque las grandes marcas nos ponen los dientes largos con sus super ‘smartphones’ de más de 600 euros, en Oriente existen terminales de gama alta que pueden plantar cara a los de las grandes marcas sin apenas sonrojarse y por menos de la mitad de su precio.

En Occidente son todavía bastante desconocidos, pero en los foros especializados de internet se pueden encontrar multitud de conversaciones que hablan maravillas de estos ‘androides’ orientales. Ni las operadoras, ni las grandes superficies les han hecho un hueco por el momento en sus estanterías, por lo que lo más sencillo para hacerse con uno es acudir a tiendas online.

Lo más barato es comprarlo directamente en tiendas chinas que suelen hacer envíos gratuitos a cualquier lugar del globo, aunque estos pueden tardar varias semanas en llegar a destino. Lo más seguro, sin embargo, puede ser pagar un poco más (unos 60 euros) y comprarlo en una tienda española que ejerce como intermediario, quedándose una comisión, pero ofreciendo una mínima garantía.

Un problema añadido a las compras en China son las aduanas. Aunque no abren todos los paquetes procedentes de China, si el comprador tiene ‘mala suerte’ deberá pagar una cantidad extra (en torno a 25 euros) cuando lo reciba.

Zopo, alta gama a precios populares

Existen muchas marcas chinas que ofrecen terminales de baja, media y alta gama, pero si buscamos un ‘smartphone’ de grandes prestaciones y por no más de 300 euros, una de las mejores opciones es Zopo.

Este fabricante lleva varios años produciendo móviles de todo tipo y en la actualidad destacan tres modelos: el C2, el C3, y el ZP990.

Todos los modelos tienen pantallas Full HD (1080) con una alta densidad de píxeles que hacen que tanto la web, como los juegos, los textos o los vídeos se vean a las mil maravillas. También tienen procesadores MTK de cuatro núcleos que dotan de la potencia necesaria para ejecutar Android 4.2 (una pena que no hayan optado por la última versión del SO) sin ningún problema.

Estos procesadores no dan tan buenos resultados en los test como los de sus competidores de las grandes marcas que les doblan en potencia, pero son más que suficientes para el usuario medio y se mueven con soltura bajo nuestros dedos, sobre todo si optamos por la configuración con 2GB de RAM, que encarece el producto unos cuantos euros.

Estos tres ‘androides’ cuentan con una cámara trasera de 13 Mpx y una frontal de 5. Los resultados son muybuenos a plena luz del día, pero dejan bastante que desear a medida que va oscureciendo.

La calidad de los fotografía y vídeos tomadas con terminales ‘premium’ de los grandes fabricante (Samsung, Nokia, Sony, HTC o Apple) no tienen nada que ver, siendo muy superior. Esto se debe sobre todo a la calidad de la óptica mucho másimportante que la cantidad de megapíxeles de una cámara.

C2, C3 y Captain S, iguales por dentro diferentes por fuera

El C2 es el más fino de los tres terminales con un diseño en plastico, pero cuidado. En su parte frontal es todo pantalla (5 pulgadas Full HD) con un cristal Gorilla Glass que lo hace resistente a arañazos y a algunos golpes. En los laterales cuenta con una fina línea metálica que le da un toque elegante. Tiene un grosor similar al del iPhone 4 y pesa 150 gramos, incluyendo la batería de 2.000 mAh.

El C3tiene un diseño más informal en plástico de colores (negro, blanco y rosa). Por lo demás, coincide en especificaciones con el C2 con un procesador de cuatro núcleos a 1.5 Ghz.

Por último el ZP990(también conocido como Captain S) destaca por una enorme pantalla de 6 pulgadas Full HD y una densidad de píxeles de 367 PPI que le otorgan una gran nitidez. Con solo 9,2 mm de grosor es muy fino y sus 193 gramos de peso lo hacen sorprendentemente ligero dadas sus dimensiones.  Su gran batería de 3.000 mAh le otorgan autonomía de sobra para aguanar un día entero sin pasar por el enchufe.

El Captain S no es un móvil para todos los usuarios, pero lo disfrutarán aquellos que sepan apreciar las bondades de una gran pantalla y sepan reservarle un bolsillo entero delos vaqueros(puede incluso que sobresalga un pocoen algunos pantalones) o un lugar preferente en el bolso.

Dado su tamaño se hace casi obligatorio usarlo con dos manos para poder acceder a cualquier parte de la pantalla; pero, pasados unos días, el usuario se acostumbra a su descomunal tamaño y a la nitidez de su pantalla y le será difícil volver a otros terminales que empezarán a parecerle demasiado pequeños.

Además, el Captain S viene de serie con una funda estilo 'cover flip' que activa la pantalla cuando abrimos la tapa, y una batería extra, sin coste extra.

No hay que llevarse a engaño, los Galaxy S4, Note 3, Xperia Z1 y HTC One, son mucho mejores terminales que estos ‘smartphonesorientales, sobre todo porque los doblan en potencia, durabilidad, y los superan en cámara y calidad de materiales de fabricación. Pero también es cierto, que el usuario medio apenas notará la diferencia y puede ahorrarse un puñado de euros.

Etiquetas