Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Moda

El invierno es abstracto para Arzuaga y en grande para McCartney, en París

El invierno más frío llegó de la mano de Valentin Yudashkin y sus estampados de copos de nieve, pieles y botas de pelo, con sus insinuaciones retro y sus plateados resplandecientes.

Mercedes Álvarez/Efe. París Actualizada 04/03/2013 a las 21:24
0 Comentarios
La capital francesa se viste de tendenciaAFP/REUTERS

La diseñadora española Amaya Arzuaga propuso este lunes una colección abstracta de prêt-à-porter otoño-invierno, inspirada en el movimiento Hard Edge, mientras que Stella McCartney imaginó prendas muy grandes, en la Semana de la Moda de París.

"Es una colección que está hecha en bloques de color y la primera inspiración está basada en el arte abstracto y en (Lorser) Feitelson", detalló Arzuaga, quien añadió que también tomó como referencia la fotografía japonesa de los años 60 y 70, de autores como Ikko Narahara y Daido Moriyama.

El negro abrió el espectáculo y fue el primero en vestir las siluetas mariposa y las prendas completamente abiertas y superpuestas, antes de dar paso a combinaciones con naranja, verde petróleo, gris vigoré y beis, sin

Fuente HTML





























Estilo


 que en ninguno de los modelos coincidieran "más de dos colores", como precisó la diseñadora.

La fluidez y la rigidez convivieron en unas prendas en "fieltro industrial muy grueso, punto hecho a mano, cuero y franela de lana", como túnicas, faldas largas con vuelo y estructuradas partes de arriba.

La jornada empezó con un traje de chaqueta en raya diplomática y, desde ahí, Stella McCartney dejó volar la aguja y las tijeras para convertir la americana en abrigo, estiró las solapas y finalizó este experimento con un vestido en palabra de honor.

Tras este recorrido, la modista británica optó por vestir a las modelos con las prendas de un gigante: los hombros cayeron y los cinturones colgaron a la altura del muslo en varios abrigos.

Las mangas se reforzaron en los omóplatos con una estructura triangular que construía la clavícula, las faldas quedaron a mitad de camino entre el vuelo y el tubo, entre la rodilla y el tobillo, y los pantalones de tiro bajo se diluyeron entre el corte zanahoria y el recto.

Los bordados ingleses en la mitad inferior de los vestidos y las huellas de estampados sobre satén de seda se encargaron de la parte más dulce de un desfile que se celebró en el impresionante decorado de la Ópera Garnier de París, en presencia, entre otros, de Paul McCartney, padre de la diseñadora, y del líder de U2, Bono.

El violeta, del berenjena al amatista, se impone como color de la próxima temporada otoño-invierno, para la firma.

McCartney, ferviente defensora de la ecología y los materiales sostenibles en sus colecciones, aprovechó la convocatoria para concienciar a los invitados sobre la necesidad de prohibir la caza de osos polares y acompañó la invitación de un muñeco de este animal.

Leonard representó sobre la pasarela a "una mujer que se divierte, que va a las discotecas, a la que le gusta bailar", según explicó a Efe su alma creativa, Raffaele Borriello.

"Quería una silueta muy urbana, con detalles de cuero, y se ven muchas chaquetas de motorista y pantalones pitillos", detalló Borriello.

Los diseños fueron ajustados, los picos delimitaron escotes en V, las hombreras se agudizaron, las líneas verticales estilizaron la figura y las amplias capas envolvieron el cuerpo.

Esta firma francesa, gran especialista de los estampados, imaginó una "colección muy positiva", según Borriello, de flores impresas o estampadas, follajes con mandarinas, y geometrías desfiguradas.

El fucsia dio vida a un chaleco de pieles en "patchwork", el naranja y el verde iluminaron vestidos de cóctel, el amarillo pálido y el celeste florecieron sobre un mono, en un proceso de transparencias en negro.

El invierno más frío llegó de la mano de Valentin Yudashkin y sus estampados de copos de nieve, pieles y botas de pelo, con sus insinuaciones retro y sus plateados resplandecientes.

Giambattista Valli cosió las pieles junto a las gasas transparentes, convirtió una falda en capa, mientras abarcaba los diferentes blancos y negros, los bordados sobre fondo anacarado, las flores naranjas y el leopardo.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo