Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Salud

Más mujeres acuden al Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama por la crisis

Algunas de las asistentes comentan que antes se hacían las mamografías en la sanidad privada y ahora, por la crisis, acuden a este programa.

Las mujeres que han participado en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Aragón se han incrementado en 5.839 en 2012 respecto al año anterior. En total, se citó a 62.278 mujeres para la realización de la mamografía de cribado y acudieron 44.825, siendo la tasa de participación del 72 por ciento.

La responsable de la Unidad de Detección de Cáncer de Mama, Pilar Moreo, ha explicado que "la participación ha ido subiendo en el programa a medida que lo han ido conociendo las mujeres y tienen más confianza" en él. Así, de las mujeres que acuden al programa, el 91,4 por ciento vuelven a la siguiente cita.

En este sentido, ha señalado que si bien "no se puede evitar" la aparición del cáncer de mama, "sí se puede controlar y por eso es importante acudir a estos programas", y ha manifestado que las mujeres a las que va dirigido, aquellas que tiene entre 50 y 69 años, deben saber que "el recurso está ahí y todas ellas tienen asignado un tiempo" para poder hacerse la prueba.

Respecto al aumento en 2012 del número de mujeres que ha participado, ha indicado que si bien no hay un estudio que lo confirme, algunas de las asistentes comentan que antes se hacían las mamografías en la sanidad privada y ahora, por la crisis, acuden a este programa.

Por provincias, en Huesca, las mujeres invitadas en 2012 han sido 11.549 y 8.771 las exploradas, una tasa de participación del 75,95 por ciento; en Teruel, 6.586 y 5.389, respectivamente, el 81,83 por ciento, y en Zaragoza 44.143 invitadas y 30.665 exploradas, el 69,47 por ciento.

1.588 tumores diagnosticados

Desde el inicio del programa, en Aragón se han diagnosticado 1.588 tumores malignos y quedan pendientes de conocer resultados de 269 casos derivados a hospital para confirmación diagnóstica.

La tasa de detección de cáncer es de 6,1 por mil mujeres exploradas en la primera ronda y de 2,9 por mil en las rondas sucesivas y ambas tasas están dentro de lo esperado.

Los resultados de la revisión indican que por cada mil mujeres de entre 50 y 69 años cribadas cada dos años durante 20 años, se diagnostican 71 cánceres, cuatro más que si no se realizara el cribado y se evitan entre siete y nueve muertes por este tumor, de las 30 esperadas.

La responsable de la Unidad de Detección de Cáncer de Mama ha apuntado que desde que están incluidas en el programa todas las mujeres de entre 50 y 65 años se detectan entre 140 y 150 cánceres al año en Aragón.

El porcentaje de cánceres invasivos de pequeño tamaño --menor o igual a diez milímetros-- es de 40,8 por ciento, cuando las guías europeas de garantía de calidad en cribado mamográfico consideran aceptable una tasa del 25 por ciento. Asimismo, la proporción de cánceres in situ es de 27,9 por ciento, tasa respecto a la que las guías europeas consideran aceptable el diez por ciento.

Al respecto, la responsable de la unidad ha esgrimido que estos indicadores miden el adelanto en el diagnóstico y de forma indirecta la mejora en el resultado del tratamiento y por tanto la disminución de la mortalidad.

Beneficio del cribado

Pilar Moreo ha sostenido que una "importante revisión" de los programas de cáncer de mama europeos ha confirmado el beneficio del cribado en términos de muertes evitadas y demuestra que este beneficio compensa el daño causado por el sobrediagnóstico, es decir, el diagnóstico de un cáncer de mama mediante el cribado que no se habría diagnosticado durante la vida de la mujer si no se hubiese cribado.

Asimismo, ha manifestado que los programas de detección precoz de cáncer de mama están "muy estandarizados" y protocolizados en las guías europeas, con una red europea de cribado, la European Screening Network.

En la Comunidad autónoma, hay tres mamógrafos móviles, uno en cada unidad móvil por provincia; otros dos en la unidad del Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, que funcionan mañana y tarde; y otro en la unidad de Huesca, ubicada en el Hospital del Sagrado Corazón, que funciona a tiempo parcial. Como novedad para 2013, Moreo ha comentado que "no se imprimirán las placas, sino que toda la imagen estará en la red digital".

Programa

El Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama se inició en la provincia de Huesca en diciembre de 1996. En abril de 1999, el Departamento de Salud puso en marcha su extensión al resto de la Comunidad autónoma y se ha implantado de forma progresiva por zonas de salud.

Su objetivo es detectar tumores de mama en estadios precoces para obtener una disminución de la mortalidad por cáncer de mama y una mejora de la calidad de vida mediante la aplicación de tratamientos de menor agresividad.

Hasta el año 2007, la población a la que iba dirigido el programa eran las mujeres residentes en Aragón cuya edad estaba comprendida ente 50 y 64 años, ambos incluidos. En el año 2008, se inicio la ampliación progresiva de la población diana incluyendo el tramo de edad de 65 a 69 años, ampliación que se ha completado en el año 2012.

Desde el inicio del programa, se ha observado un incremento de la participación, fundamentalmente en la provincia de Zaragoza donde las tasas eran más bajas ya que las provincias de Huesca y Teruel siempre han presentado una participación superior al 70 por ciento, porcentaje a partir del cual el programa tiene capacidad para producir el impacto deseado en la población en términos de reducción de la mortalidad.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la mujer y su incidencia se eleva desde los años 90 del siglo pasado, si bien las tasas de mortalidad presentan una tendencia descendente gracias a la detección precoz y a las nuevas terapias.

Etiquetas