Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Pontevedra

Más de cien personas opositan para ser enterrador en Baiona

De ellas solo 23 han llegado a la prueba final, que se celebra en el cementerio.

Seguro que no es el trabajo de sus sueños pero ante el panorama crítico del empleo español, pocos se ponen ya quisquillosos ante un posible trabajo.

Para ellos ser enterrador es un trabajo tan digno como otro cualquiera. 'Operario de cementerio' es un eufemismo para la convocatoria municipal de Baiona (Pontevedra) y que provocó una avalancha de solicitudes el pasado mes de abril.

A esta prueba práctica final que se celebraba, cómo no, en un cementerio solo acudieron ya 23 de las 120 personas que se apuntaron inicialmente. Al final solo uno de ellos podrá hacerse con un puesto de trabajo fijo remunerado con algo más de 1.000 euros mensuales.

Etiquetas