Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Consumo

La 'dietashopping' contra la 'ropa-basura'

Diferentes iniciativas proponen limitaciones a la hora de comprar prendas de vestir para tomar conciencia de lo que se necesita y lo que se adquiere.

Celia Sierra. Madrid Actualizada 26/08/2012 a las 12:29
4 Comentarios
Ficha del diario de 'no compras' de Sarah LazarovicEFE

¿Es posible estar un año entero sin comprar ropa? Lo que para algunos es una pesadilla, para otros se ha convertido en un reto contra el consumo desenfrenado. Distintas iniciativas en todo el mundo pretenden demostrar que se puede sobrevivir sin comprar ropa y, además, estar a la moda.

Sarah Lazarovic, una periodista canadiense y especialista en contenidos digitales, decidió embarcarse en su particular "dieta shopping" el 1 de enero de este año y no comprar ni una sola prenda de ropa.

Desde entonces no solo se siente mejor, sino que ha creado un diario visual en el que recoge con dibujos las prendas que hubiera comprado y las acompaña con reflexiones sobre el significado de consumir en una sociedad inmersa en una profunda crisis económica.

"Es necesario que pensemos en cómo y qué consumimos. Estamos en plena recesión económica, pero las marcas continúan diciendo que tenemos que comprar, comprar y comprar, y hacerlo a través de internet es muy fácil. Todo es muy contradictorio", señala Lazarovic.

Escogió llevar a cabo esta iniciativa ante la evidencia de que estaba comprando demasiada "ropa-basura", que realmente no necesitaba y descubrió que la experiencia "no es tan dura como parece", además de lo "gratificante" de darse cuenta de que "realmente no es necesario comprar cosas nuevas constantemente".

Otro de los beneficios de esta dieta es que "te obliga a ser creativo" con la ropa que tienes y además "ahorras dinero", añade.

Conciencia como consumidor

Para la periodista, en esta dieta todo son ventajas, ya que ayuda a las personas a incrementar su "conciencia como consumidor" en una época caracterizada por el abierto 24 horas y en el que comprar por internet es tan fácil "como respirar".

Esta experiencia es similar a "The Great American Apparel Diet", un proyecto que juega con el nombre de la más "indie" de las marcas de moda en Estados Unidos, y que propone a sus seguidores no comprar ninguna prenda durante 365 días a excepción de calzado, accesorios y ropa interior.

En su web los usuarios explican las motivaciones para llevarla a cabo, desde "tengo tanta ropa que ya no sé ni lo que tengo", pasando por gente que quiere dedicar el tiempo que emplea a compras en cosas que les hagan "realmente felices".

En similar dirección se mueve el proyecto "The six items challenge": los participantes escogen seis prendas de ropa, en el que no cuentan zapatos ni accesorios, y se comprometen a vestirse durante todo un mes únicamente con esa prendas.

El reducido número de prendas obliga a escogerlas con cuidado, y derrochar toda la imaginación posible en la elección de los complementos, que se pueden utilizar tantos y tan variados como se quiera.

La mayoría de los participantes se sorprenden por los resultados: No solamente pueden conseguir cumplir el objetivo, sino que la mayoría de las personas que les rodea -familia y trabajo- no se dan cuenta de que repiten una y otra vez los mismos modelos.

La clave está en los complementos -zapatos, joyería, cinturones, pañuelos, bolsos) que pueden dar una apariencia totalmente distinta a las mismas prendas, según señalan algunos de sus participantes en la web.

Pero la mayor virtud de este tipo de iniciativas, es que se puede pasar del "no tengo nada que ponerme" a un armario repleto de posibilidades, sin gastar ni un euro.


  • EVA27/08/12 00:00
    Pues yo estoy muy de acuerdo con la iniciativa. Desde hace tiempo que no compro ropa en estas cadenas, sino en tiendas pequeñas o pequeños talleres que hacen la ropa ellos mismos. No es ningún secreto la explotación que sufre la gente que hace esta ropa, más el desperdicio de materias primas... yo no quiero ser parte de eso... dentro de lo que pueda elegir... se llama consumo responsable
  • Numar26/08/12 00:00
    A Pili le digo que no se trata de decirle adios a Amancio que te puede asegurar tiene las alforjas ya muy llenas. El adios sería a las dependientas de Zara de Grancasa, de Paseo las Damas y demás tiendas, adios a las dependientas de Stradivarius, Oysho, Pull and Bear, Berska, Massimo Dutti, Zara Home, Lefties, adios a toda la gente que trabaja en el centro logístico que Inditex tiene en Plaza, incluidos mozos de almacen, administrativos, etc. Adios a transportistas y personal de seguiridad....¿De verdad sigues pensando que el Señor Ortega será el más merjudicado por este tipo de "iniciativas"?
  • pili26/08/12 00:00
    Adios , Amancio. Se acabó hacer ropa a 0,50 cts ,cada semana y venderla 70
  • María26/08/12 00:00
    Esta señora por lo visto es periodista especialista en contenidos digitales ¿no? pues yo propongo que desde el 1 de enero del próximo año voy a vivir sin internet y estoy segura que me encuentraré mejor, el problema claro está es que si todos hacemos igual esta señora lo más seguro es que se vaya al paro porque ya no será necesario su trabajo. A ver, este tipo de posturas son respetables pero toda radicalización de costumbres lleva immplicito un fundamentalismo sin sentido. El que haya una industria potente detrás de la moda no significa que todos estemos poco más que abducimos por la necesidad de consumir, además toda la vida se ha comprado ropa porque al fin y al cabo es un bien necesario además de crear miles de puestos de trabajo, sinceramente lo que hace esta señora no me parece nada destacable.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo