Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Una gran perdida para la humanidad

Neil Armstrong, el Colón de la navegación espacial

En noviembre de 2011 recibió junto a su colega del 'Apollo 11' Buzz Aldrin la máxima distinción del Congreso estadounidense, la Medalla de Oro del Parlamento.

Dpa. Washington Actualizada 25/08/2012 a las 22:57
2 Comentarios
Armstrong en el Apollo XIIAFP PHOTO

Como primer hombre sobre la superficie lunar, Neil Alden Armstrong, quien murió a los 82 años, aseguró su lugar en los libros de historia. El 21 de julio de 1969 pisó el suelo polvoriento del satélite terrestre, primero con el pie izquierdo, vacilante, como si temiera tocar agua helada.

Con la conquista de la Luna, Armstrong hizo realidad uno de los sueños más grandes de la humanidad. Su frase, "Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad", es tal vez la más conocida del siglo XX. Unos 500 millones de espectadores en todo el mundo -salvo China-, cautivados por la televisión, siguieron el alunizaje.

Con la aventura lunar Armstrong recibió el sobrenombre de "Colón de la navegación espacial". Nacido el 5 de agosto de 1930 en una granja en Ohio, se había interesado desde temprano por la aviación.

A los seis años estuvo por primera vez en el aire, con un pequeño avión a hélice. Con 15 años, tenía distintos trabajos para poder tomar lecciones de vuelo. A los 16 años, antes incluso de haber pasado el examen de conducir, ya tenía su licencia de vuelo.

Tras graduarse de los estudios secundarios recibió una beca de la Marina de Estados Unidos para estudiar ingeniería aeronáutica. Durante la guerra de Corea voló como piloto de combate en 78 misiones; una vez le salvó la vida el asiento eyectable. Después de la guerra fue piloto de pruebas.

En septiembre de 1962 la agencia estadounidense espacial NASA lo presentó como futuro astronauta. Era el comandante del "Gemini 8" cuando logró por primera vez el exitoso acoplamiento de esta nave con un satélite, en marzo de 1966. La misión tuvo luego problemas técnicos, y Armstrong debió hacer un amerizaje de emergencia en el Pacífico. Tres años más tarde, su sueño se cumpliría: con 38 años comandó la misión de alunizaje "Apollo 11".

Fue recibido junto a sus compañeros de vuelo Michael Collins y Buzz Aldrin como héroe nacional, pero prefirió seguir una vida tranquila, alejada de la exposición pública.

Tras retirarse de la NASA, Armstrong enseñó entre 1971 y 1979 como profesor de Ingeniería Aeroespacial en su Ohio natal. A eso le siguieron puestos en el sector privado, en Chrysler, Marathon Oil, Learjet y United Airlines. Fundó también empresas propias que lo llevaron a hacerse millonario.

El interés por su persona continuó. En mayo de 2005 Armstrong amenazó con demandar a su peluquero, quien, sin pedirle permiso, había vendido los cabellos del legendario astronauta por varios miles de dólares. El ex astronauta lo obligó a destinar la suma a un fin benéfico.

En noviembre de 2011 recibió junto a su colega del "Apollo 11" Buzz Aldrin la máxima distinción del Congreso estadounidense, la Medalla de Oro del Parlamento, en una ceremonia festiva en el Capitolio en Washington.

A pesar de que durante años Armstrong mantuvo un perfil bajo, se hizo escuchar cuando el presidente estadounidense Barack Obama anunció hace dos años la cancelación del nuevo plan lunar de la NASA. Armstrong advirtió en una carta abierta acerca de una "caída de Estados Unidos a la segunda clase" de la navegación espacial.



  • mortifago26/08/12 00:00
    ¡ J..O petataca ! Colón llego a América por que se equivoco de camino ( echo disculpable debido a los medios de GPS en aquellos tiempos ) . Tengo entendido que Armgstrong llego donde la NASA tenia programada la llegada. Aunque las sombras, la bandera ondeante, el polvo y esas cámaras de filmación que nunca antes se vieron en una igual funcionaran a la perfección.
  • PEPOTE26/08/12 00:00
    Recuerdo perfectamente la noche en España, del 20 Julio de 1969, cuando Cirilo Rodriguez y Jesus Hermida, mantuvieron en vela durrante horas a nuestro país relatando el gran paso de la humanidad.Como vemos hoy, este gran hombre, que pisó la cima del mundo, tambien es mortal. Me sirve para recordarme, que todos estamos de paso y que no merece la pena amargarnos la existencia por cosas vanales. D,E,P,


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo