Sociedad
Suscríbete por 1€

Lluvia de estrellas

A cien deseos por hora

Durante este fin de semana se podrán contemplar las Perseidas, una lluvia de meteoros que alcanzará su máxima actividad el domingo.

A cien deseos por hora
A cien deseos por hora
HERALDO

No es la noche en la que las estrellas de cine acuden a la entrega de los Óscar, ni tiene lugar un partido entre astros del fútbol. Es algo más elevado, sucede en el espacio, Durante este fin de semana es posible observar la lluvia de meteoros conocida como las Perseidas en varios puntos de Aragón. Diversas asociaciones organizan encuentros y reúnen a un buen número de aficionados a la astronomía.

Las Perseidas también son conocidas como 'lágrimas de San Lorenzo', en alusión al Santo martirizado en la parrilla el 10 de agosto de 258. Reciben su nombre por aparecer en el radiante de la constelación de Perseo.

Es la lluvia de meteoros más popular pero no la única, puesto que tienen lugar varias al año. Las Perseidas se pueden observar entre el 17 de julio y el 24 de agosto, alcanzando este año su mayor tasa horaria cenital (número de meteoros por hora) entre los días 11 y 12 de agosto. Estos meteoros no son mucho mayores que un grano de arena y pesan pocos miligramos.

Ginés Segovia, presidente de la Sociedad Astronómica de Zaragoza, explica este fenómeno como "una lluvia de meteoros producida por el polvo cometario del Swift-Tuttle que, al cruzarse con la órbita de la Tierra el 12 de agosto, crea lo que se llaman las lágrimas de San Lorenzo". "En el momento de máxima actividad pueden observarse hasta cien meteoros por hora, de los que muchos son brillantes y otros no tanto. Entran a una velocidad de 65 kilómetros por segundo", añade Segovia.

Noche estrellada en la provincia de Zaragoza

Este año, la Sociedad Astronómica de Zaragoza tiene previstas observaciones en las localidades zaragozanas de Alpartir (a las 22.00, en las piscinas municipales), Osera de Ebro y Frescano. También se podrá observar Saturno a través del telescopio. A las 0.00 dará comienzo la observación de las Perseidas.

La mejor manera de contemplarlas es a simple vista, en un lugar alejado de las ciudades y pueblos, cuya iluminación dificulta la visión de esta lluvia de meteoros. Este año la luna está en fase menguante, una ocasión favorable para poder admirarlas.

El Grupo Astronómico Silos viene realizando, desde el año 2000, los 'Sábados Astronómicos' en colaboración con el Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza. La próxima edición está prevista para otoño, después del Pilar. Este domingo organizan una velada para ver las Perseidas, a partir de las 22.00, en su observatorio de Torrecilla de Valmadrid.

En Castejón de Valdejasa tiene lugar un taller de astronomía organizado por la Asociación de Profesores de Ciencias 'Hypatia de Alejandría', en colaboración con la Asociación Cultural y Medioambiental Castrum Valdejassa.

Jesús Carnicer, de la Asociación de Profesores de Ciencias 'Hypatia de Alejandría', cuenta que "en la noche del sábado dispondremos de tres telescopios para ver el Sol y hablar de las manchas solares. Estos aparatos cuentan con filtros que garantizan la seguridad de la observación", aclara.

A cont, tendrá lugar una charla sobre Saturno, que también se podrá ver al principio de la noche, hasta las 23.30. "Después veremos las Perseidas hasta que salga Júpiter, alrededor de las 2.00, y también enfocaremos alguna galaxia y algún cúmulo de estrellas", añade.

Jesús Carnicer subraya que "ahora estamos en una época excelente -en referencia a la misión espacial Curiosity-. La preocupación por los astros y lo que tenemos fuera de nuestro planeta es más importante y más cercano que nunca".

El Parador Nacional de Sos del Rey Católico propone disfrutar de las Perseidas en un entorno privilegiado. El establecimiento habilitará un espacio exclusivo en el mirador de la torre para que los interesados asistan a las lluvias de meteoros de los días 10, 11, 12 y 13 de agosto. Desde las 0.00 y hasta las 3.00 los clientes del parador podrán disfrutar de las Perseidas degustando cava y trufas.

Lágrimas de fiesta, en Huesca

La capital oscense está inmersa en sus fiestas patronales y uno de los actos estelares de su programación es la observación de las 'lágrimas de San Lorenzo',su patrón.

Este año la actividad tendrá lugar la noche del 11 de agosto, a partir de las 23.00, en la explanada situada detrás del edificio de administración del Parque Tecnológico Walqa.

Se instalarán telescopios para la observación de los diversos cuerpos celestes y constelaciones, con la ayuda y explicación de miembros de la Agrupación Astronómica de Huesca, y se colocará una pantalla gigante donde se proyectarán audiovisuales explicativos.

Esta misma noche se realizará la entrega de premios a los ganadores del concurso escolar 'Lágrimas de San Lorenzo: Pide un deseo', que premia los mejores deseos recibidos en cada una de las cuatro categorías: solidario, ecológico, para mi colegio y para mi ciudad.

Alberto Solanes, presidente de la Agrupación Astronómica de Huesca, señala que "a esta cita acude cada vez más gente. Esperamos que vengan unas 3.000 personas, ya que además es una actividad integrada en las fiestas de Huesca".

También se realiza una observación pública de las Perseidas en Monzón, organizada por el Grupo Astronómico de Monzón, que tendrá lugar la misma noche, a partir de las 22.30 en la Ermita montisonense de la Alegría.

En Aínsa, tiene lugar una carrera nocturna el domingo 12 de agosto. Está organizada por Lágrimas de San Lorenzo S. L. y la Agrupación Astronómica de Huesca y, al finalizar la carrera, se realizará un observación nocturna a simple vista y con telescopios en el Castillo de la localidad.

Más allá del observatorio

José Luis Irisarri, del Observatorio Ítaca de Montalbán, en Teruel, añade que "para ver las Perseidas los observatorios no sirven. Lo mejor es  buscar lugares oscuros y observarlas a simple vista". 

El cielo es el protagonista de todas las miradas este fin de semana y en muchas otras localidades aragonesas se disfrutará de la lluvia de meteoros. Es tiempo de pedir deseos, aunque no sean estrellas, de soñar y creer firmemente que la verdad está ahí fuera.

Etiquetas