Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

Nutrición

"Dos cañas al día son buenas para la salud"

La nutricionista, Mercé Vidal, explica que hay estudios que demustran que hay personas que consumen cerveza de forma moderada con dieta equilibrada y actividad física que "no han aumentado de peso".

Cata de cervezas maridadas Ambar
Cata de cervezas maridadas Ambar

La nutricionista y miembro de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Mercé Vidal, ha recomendado el consumo moderado de cerveza, por sus efectos positivos sobre la salud, y ha desterrado que sea la causante de la barriga conocida como "curva de la felicidad".

Según ha explicado en rueda de prensa a los medios de comunicación, antes de impartir una conferencia sobre 'La cerveza en la dieta mediterránea', hay estudios que han demostrado que hay personas que consumen cerveza de forma moderada, con una dieta equilibrada y una actividad física normal, "y no se han detectado aumentos de peso".

"La cerveza no puede ser nunca la causa de un aumento de peso cuando se consume de manera moderada, sino que habría que hablar de dietas desequilibradas y falta de ejercicio en una sociedad muy sedentaria", ha apuntado.

La cerveza, que contiene 90 kilocalorías por caña, se toma en España especialmente fría, en verano, en las zonas costeras y siempre acompañadas de una tapa como aperitivo.

La cerveza tiene, con un consumo moderado que ha cifrado en dos cañas diarias, efectos positivos para la salud de los consumidores, desde proteger al organismo frente a enfermedades cardiovasculares y degenerativas hasta prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Vidal ha recordado que Hipócrates ya dijo que la cerveza es un calmante suave, "que apaga la sed, facilita la dicción y fortalece el corazón y las encías". A preguntas de los periodistas ha reconocido que los hábitos de consumo de cerveza han cambiado en los últimos años en España, debido a la crisis económica.

En los últimos cinco años, ha descendido el consumo de cerveza en la hostelería -aunque seguía suponiendo en 2011 el 65 por ciento-, frente a un aumento del 3,2 por ciento del consumo en los hogares en el último año.

El consumo de cerveza en España en 2011, según datos de la Asociación de Cerveceros, fue de 48,2 litros per cápita, con unas ventas de 32,8 millones de hectolitros cúbicos.

Etiquetas