Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Solidaridad

"Aitana tiene una fuerza y un tesón fuera de lo común"

La joven turiasonense ya ha salido de la UCI y ahora se recupera a pasos agigantados para salir ?cuanto antes? del hospital de Boston, asegura su padre.

Aitana junto a su madre, a la derecha, salida de la UCI en Boston
aitana
LUIS GARCIA

“Es impresionante cómo está. De otro mundo”. Esta frase fue pronunciada por Luis García, el padre de Aitana, justo cuando se cumple una semana de una operación que aferra un poco más a la vida a la joven turiasonense que sufre una cardiopatía congénita.

En la madrugada del 2 al 3 de mayo, la niña de 11 años fue intervenida durante siete horas y media del pulmón izquierdo que tenía, en aquel instante, un rendimiento de apenas el 30%. Durante la operación, realizada por el equipo del doctor Pedro del Nido en el hospital infantil de Boston, a Aitana le construyeron y unificaron las arterias de este órgano como ya ocurriera con el pulmón derecho en la primera intervención el 27 de septiembre de 2010.

72 horas después de la operación, como si de un regalo por el Día de la Madre se tratara, Aitana se despertó y respiró, por primera vez en su vida, con los dos pulmones. “El domingo fue un día muy especial porque es increíble que después de estar sedada 72 horas, se despierte y a las dos horas ya esté andando y jugando”, se sorprendió su padre.

Esta mejoría se basa, sobre todo, en la recuperación del pulmón recién operado. “Antes de la intervención solo funcionaba al 30% y justo después de operarla ya estaba al 50%”, explicó Luis. Por esta razón, Aitana se mostró radiante y “con unas ganas locas de salir del hospital”. “Las noches las pasa muy bien y está muy tranquila, la verdad es que Aitana tiene una fuerza y un tesón fuera de lo común”, transmitió su padre. Esta garra y ganas por vivir las transmitió este miércoles la pequeña cuando ya realizó un paseo más largo de lo normal por las cercanías del hospital.

Gracias a la tranquilidad con la que la niña ha afrontado de nuevo la situación en Boston, los padres se encuentran más relajados, aunque cansados. “Estamos muy contentos pero también cansados porque en pocos días han sido muchas emociones y el hospital gasta mucho”, recordó Luis. Y es que Aitana se sometió, en apenas dos días a un cateterismo de tres horas y a la operación de siete horas y media.

A pesar de todo, los padres de Aitana están viviendo de nuevo una gran experiencia en la ciudad de estadounidense, donde residen en una casa de acogida junto al hospital. “Estamos junto a otras 35 familias de todas partes del mundo”, relatóLuis. Este será el hogar de la familia hasta que la pequeña salga del hospital, para lo que todavía no hay fecha. “Ahora tenemos que estar un tiempo con ella en el hospital mientras esté ingresada porque le hacen varias revisiones”, explicó. De hecho, este miércoles Aitana se sometió a varios ecocardiogramas y electrocardiogramas.

De esta manera, con ilusión y optimismo, Aitana y sus padres han superado un paso más dentro del tratamiento que ha llevado a la pequeña a aferrarse a la vida. Lo siguiente será realizar una tercera intervención quirúrgica que permitirá unir y formar el tronco pulmonar por el esternón. “Allí se juntarían las venas fabricadas y reconstruidas de forma que se extienda la comunicación interventricular de ambos pulmones”, explicó Luis.

Etiquetas