Despliega el menú
Sociedad

Videoconsolas

El Nintendo más viral

Nintendo ha publicado un anuncio en Internet en el que ironiza sobre las campañas de marketing viral con la intención de propagarse con ese sistema. El anuncio está protagonizado por el cómico Joel McHale, que va proponiendo ideas y elementos para el anuncio como la aparición de chicas en biquini o muñecos gigantes de Mario y Luigi. No es una estrategia habitual en la compañía japonesa, pero el resultado es francamente divertido.

El marketing viral es una práctica de promoción que busca la propagación de forma exponencial a través de canales como las redes sociales. Motivar a los usuarios a que compartan el anuncio o promoción es el objetivo de estas campañas, que cada vez son más frecuentes. Muchas compañías lanzan iniciativas de este tipo de forma oficial, pero otras camuflan sus intenciones y esconden su autoría en los anuncios para que su propagación sea mayor.

Coincidiendo con el lanzamiento de Kid Icarus Uprising para Nintendo 3DS, apareció en la red un vídeo de un usuario que supuestamente era capaz de volar con unas alas similares a las del protagonista del juego. Por la red el vídeo se propagó a gran velocidad y muchos aseguraron que era una campaña viral de Nintendo, pero la cuestión no quedó clara.

Ahora, semanas después, Nintendo parece que ironiza sobre aquellas las acusaciones de viralidad y ha publicado un anuncio que sí lo es. El anuncio, que ha aparecido en la cuenta oficial de Nintendo en YouTube, destaca en el mismo título el hecho de que es una campaña viral. Se trata de un anuncio protagonizado por Joel McHale, actor que participa en la popular serie Community, en el que se bromea sobre el proceso creativo de los anuncios y sobre los elementos que tienen que tener para llegar al éxito.

Joel McHale aparece jugando a la Nintendo 3DS en una oficina junto a un miembro de Nintendo, que se ve obligado a esperar paciente a que McHale le haga caso. Después de acabar su partida, el actor se dirige al trabajador de Nintendo y le comienza a explicarle sus ideas para que el anuncio sea un éxito. Desde ese momento los siguientes tres minutos de anuncio son una sucesión de tópicos sobre los anuncios virales.

La escena se va llenando de elementos y referencias a vídeos virales que ya han tenido éxito en Internet. La excentricidad del anuncio culmina con Joel McHale vestido de seta, cuatro atractivas jóvenes en biquini y Mario y Luigi con sendas Nintendo 3DS.

Etiquetas