Despliega el menú
Sociedad

Semana Santa 2012

Calanda rompe la hora bajo la lluvia y el granizo

El actor Imanol Arias fue el encargado de dar el primer toque al bombo desató los toques de los cofrades calandinos.

Calanda ha roto la hora bajo la lluvia
Calanda rompe la hora bajo la lluvia y el granizo
SOBEX/TWITTER

Calanda no rebla. Ni la lluvia ni el granizo pudieron impedir que los cofrades calandinos cumplieran con la tradición de romper la hora, aunque algunos se vieron obligados a cubrir sus bombos con plásticos para evitar que se estropeasen.

Emocionado y contento, el actor Imanol Arias fue el encargado de dar el primer toque al bombo que ha desatado el rugido de los bombos y tambores de la localidad natal de Buñuel. El público, que abarratoba el lugar, no se vio decepcionado. Con su hábito morado, miles de calandinos han tomado el centro del municipio para volver a ejecutar este rito ancestral, en el que todos, al unísono, tocan sus bombos y tambores para romper el silencio con un ruido atronador.

Y desde este momento los tambores y bombos sonarán ininterrumpidamente en Calanda durante más de 24 horas, hasta que a las 14.00 del Sábado Santo callen de nuevo hasta el próximo año.

El "Romper la Hora" atrae cada año a miles de turistas hasta esta zona de la provincia de Teruel. Este redoblar al unísono de tambores y bombos se celebró también en la medianoche del Jueves Santo, en Samper de Calanda, La Puebla de Híjar, Híjar, Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra y Urrea de Gaén.

Peor suerte ha corrido la procesión de las Siete Palabras de Zaragoza, que se ha visto interrumpida por el granizo que ha caído en la capital aragonesa y que ha puesto en peligro las imágenes de la cofradía.

Quedan para este viernes por la tarde dos de los platos fuertes de la Semana Santa aragonesa. En torno a las 17.00, tendrá lugar la representación de la Pasión en Alcorisa.

Una hora más tarde, está previsto que comience la procesión del Santo Entierro en Zaragoza. Los protagonistas de ambos actos miran en estos momentos con temor al cielo, que sigue amenazando lluvia.

Etiquetas