Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Las últimas tecnologías para combatir los ronquidos

¿Qué sonido nocturno puede alcanzar más de 80 decibelios y es equiparable al rugido de un motor de gasoil? Nos referimos, por supuesto, al ronquido humano. Los expertos estiman que más del 40% de la población mundial ronca ocasionalmente, y que el 25% lo hace de manera habitual.

La aplicación más completa de iTunes es Snoring U
sueño

SUEÑOS POCO DULCES

Los ronquidos no deben tomarse a broma. Un estudio reciente publicado en la revista ‘Sleep’ revelaba que las personas que roncan son más propensas a sufrir ataques cardíacos y otros problemas cardiovasculares. Otro estudio de la misma publicación asocia el hábito de roncar a la hipertensión, la obesidad y la diabetes. Por si fuera poco, científicos británicos de la Universidad de Leeds han demostrado que, a la larga, los ronquidos pueden contribuir al desarrollo del alzhéimer. Sin olvidar que los ronquidos también pueden afectar negativamente a nuestras relaciones de pareja. Según la Asociación Británica del Ronquido y la Apnea del Sueño, las personas que roncan privan a su pareja del equivalente a dos años de sueño por cada veinticuatro años de vida en común.

¿POR QUÉ RONCAMOS?

Para encontrar un remedio al problema hay que conocer su origen. El ronquido o hipoapnea es un sonido grave y ronco producido por la vibración de los tejidos de la faringe cuando los músculos de esta zona se relajan y estrechan las vías respiratorias, dificultando el paso del aire. Si estos conductos se constriñen tanto que dejamos de respirar parcial o totalmente durante intervalos de hasta diez segundos, se produce la apnea obstructiva del sueño (OSA, por sus siglas en inglés).

Afortunadamente, la tecnología puede ayudar a combatir los ronquidos desde el momento del diagnóstico. Un equipo de investigadores de la Universidad de Sidney (Australia) ha desarrollado un método innovador que determina el riesgo que tiene un individuo de desarrollar apnea del sueño a partir de una simple fotografía digital de su rostro. La técnica consigue, de momento, un 76% de aciertos, y ha sido patentada por el Hospital Royal North Shore, que espera comercializarla.

Con el diagnóstico en la mano, y para evitar la cirugía a toda costa, desde hace algunos años los ronquidos se tratan usando la ablación por radiofrecuencia en el paladar, un método que emplea un electrodo para administrar ondas de radio en el paladar y la campanilla. El procedimiento hace que se volatilice el líquido intracelular y, en consecuencia, se reduce el volumen de los tejidos. De este modo, los ronquidos desaparecen.

En esta misma línea, el médico británico Hadi al-Jassim ha desarrollado una inyección antirronquido que parece resolver el problema en solo un par de minutos. Consiste en administrar en el cielo de la boca una sustancia llamada tetradecilo sulfato de sodio, que endurece la musculatura reduciendo la vibración del paladar durante la salida de aire. Según Al-Jassim, en función de la gravedad del ronquido, la inyección puede aplicarse de una a tres veces al año.

GADGETS ANTIRRONQUIDOS A grandes males, soluciones imaginativas. Eso es lo que debió de pensar Daryoush Bazargani, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Rostock (Alemania), cuando en 2009 creó una almohada inteligente que, conectada a un ordenador del tamaño de un libro, y tras hacer una evaluación del ronquido, infla o desinfla los compartimentos de aire que contiene en su interior hasta que el sonido cesa. Por si fuera poco, esta innovadora almohada ergonómica también ofrece reconfortantes masajes en el cuello de los durmientes.

Menos sofisticada pero también eficaz es la camiseta antirronquido, un invento del canadiense Sean Kerklaan que incorpora a la espalda tres cilindros llenos de aire para impedir que, mientras dormimos, nos coloquemos boca arriba, ya que es esta postura la que con más frecuencia nos hace roncar.

Otra alternativa para poner fin a los molestos rugidos nocturnos es Snore Stopper, un ‘gadget’ en forma de reloj, muy sencillo de usar, que incorpora un micrófono que detecta los ronquidos y envía pulsos electrónicos suaves a la muñeca. Según sus creadores, esta señal favorece que cambiemos de posición y dejemos de roncar sin llegar a despertar. Y funciona durante ocho horas seguidas.

APPS PARA CONTROLAR TUS SUEÑOS

Los ronquidos han llegado hasta la popular tienda iTunes de Apple, donde los roncadores (o sus parejas) pueden adquirir iSnort, un programa desarrollado para iPhone que nos graba mientras dormimos para determinar si roncamos o no. Snore Inspector, compatible con iPhone e iPad también graba sesiones de sueño previamente programadas para que las revises al despertar.

Pero la aplicación más completa de iTunes es Snoring U, creada bajo la supervisión de especialistas en medicina del sueño, que vela por tu descanso registrando en una gráfica cuánto tiempo duermes y con qué frecuencia y a qué volumen roncas. Una pequeña vibración o sonido que avisa suavemente al escuchar los ronquidos, igual que cuando tu pareja chasquea la lengua para hacerte callar.

Etiquetas