Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Circuitos científicos para jóvenes

Ocho investigadores de la Universidad de Zaragoza han comenzado su periplo por los institutos de Jaca, Barbastro, Fraga, Sabiñánigo, Monzón, Ejea de los Caballeros, Tarazona, Cariñena, Calatayud, Calamocha y Alcañiz. Los alumnos de 4º de ESO acogieron con avidez las primeras charlas, previas a la visita que realizarán a diversos laboratorios. Los Circuitos Científicos son una actividad desarrollada por la Unidad de Cultura Científica de la UZ y financiada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

A veces, un encuentro es un descubrimiento mutuo. Los alumnos del IES de Barbastro que el pasado miércoles asistieron a la charla ‘Introducción a la bioinvestigación’ se aproximaron a las técnicas de mejora genética de las razas ganaderas: inseminación artificial, producción de embriones -in vivo o in vitro- y transferencia de embriones. Pero el propio ponente, Alfonso Abecia, catedrático de Producción Animal de la Universidad de Zaragoza, reconoce que se vio sorprendido por la buena respuesta: “Iba con ciertos prejuicios de que no iban a entender o que iban a estar hablando, pero han prestado mucha atención y han preguntado. Además, he percibido que tienen una muy buena preparación en biología, por lo que felicito a sus profesores”.

Abecia y Cristina Acín, profesora de la Facultad de Veterinaria, han ocupado la ‘pole position’ de los Circuitos Científicos que acaban de comenzar su recorrido por diversas localidades del medio rural aragonés. Esta actividad, organizada por el Vicerrectorado de Investigación, en colaboración con el programa Ciencia Viva del Gobierno de Aragón, busca despertar la vocación científica de los alumnos de 4º curso de ESO. ¿El método? Ponerles en contacto directo con los científicos, que ofrecen charlas en los institutos, e invitándoles a conocer el trabajo diario de los investigadores en sus propios laboratorios.

Y es que charlas como la impartida por Abecia y Acín son la antesala de la visita que los estudiantes, que cursan estudios de Física y Química y/o Biología/Geología, realizarán a las instalaciones de la Universidad de Zaragoza. Así, cuando los alumnos del IES de Jaca se acerquen, en el mes de febrero, hasta el Centro de Investigación en Encefalopatías y Enfermedades transmisibles Emergentes e incluso realicen allí algunas prácticas sencillas, conocerán ya de primera mano lo que Cristina Acín les contó la semana pasada sobre ‘Ciencia y priones. El origen de las vacas locas’. “Los alumnos son como esponjas, independientemente de la edad, tienen mucha motivación para aprender cosas nuevas y para que les contemos nuestra experiencia en determinados temas en los que, tal vez, nunca hubieran mostrado interés”, asegura.

En su opinión, resulta muy interesante “tratar de transmitir a los jóvenes de 16 años el interés por la ciencia. Si la motivación por la ciencia les ayuda a decidirse por la rama de biología es un logro muy importante para los que trabajamos en estas disciplinas”. Su colega Alfonso Abecia está muy acostumbrado a actividades de extensión universitaria dirigidas a ganaderos y veterinarios, y “me apetecía la novedad de charlar con chicos y chicas de 15 años”. Cuando visiten el Servicio de Experimentación Animal, “podrán ver in situ nuestros ‘laboratorios’, que tienen de especial que no alojan ratas o cobayas, sino ovejas, cabras, cerdos o vacas”.

Una vez completado el circuito, desea que “ojalá hayamos logrado que al menos uno de los asistentes se anime a estudiar Veterinaria y a intentar seguir por el campo de la investigación”.

DOS RUTAS

Los 600 jóvenes participantes en los Circuitos Científicos podrán optar entre el circuito tecnológico: Edificio de Institutos de Investigación en el Campus Politécnico Río Ebro (Instituto de Nanociencia de Aragón, Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón -INA-e Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos -BIFI-) o el circuito veterinario: Centro de Investigación en Encefalopatías Espongiformes y Enfermedades Transmisibles Emergentes y el Servicio de Experimentación Animal de los Servicios de Apoyo a la Investigación.

Etiquetas