Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Camino del Sur

None

El BIO Las Palmas
barco

Nuestro ‘corresponsal’ en la Antártida, el geofísico Javier Galeano, salió el viernes de Madrid y ha empezado a contar sus aventuras en nuestro blog, ‘De cero a ciencia’.

Los imprevistos no se han hecho esperar. La llegada a Punta Arenas (Chile), primera escala del viaje, fue, en palabras suyas “una auténtica epopeya” debido a una huelga que les bloqueó en el aeropuerto. Junto a otros seis compañeros españoles, también de camino hacia la Antártida, tuvieron que dormir en el mondo suelo. Un descanso poco adecuado para lo que les esperaba: recorrer a pie, y con los bultos a cuestas, los 15 kilómetros que separan el aeropuerto de Punta Arenas, atravesando varias barricadas.

Un viajero japonés y su flauta le regalaron a Javi el momento mágico de la odisea. Es una delicia leer cómo lo cuenta en el blog y el comentario que ha enviado Laura: “Quizá el flautista japonés estaba allí para recordarte que todo lo que estás viviendo es una aventura, las inclemencias y los contratiempos forman también parte de ella, y ahora encima tienes banda sonora y todo, ¡te quejarás! ¡Mucho ánimo!”.

Mientras espera la hora de embarcarse, Javier está encantado con los muchos comentarios que le llegan a través del blog. Entre las lecturas y documentales que él mismo ha repasado antes de su viaje y las recomendaciones que le hace la gente a través de sus comentarios, se está generando una estupenda recopilación de referencias sobre la Antártida. Y, algo muy curioso, ha contactado con él una geóloga argentina que también va hacia el continente helado a investigar.

El mundo es un pañuelo. Como tan bien escribe Salvador en otro comentario: “En el pasado una gran muchedumbre acudía a los puertos a despedir la expedición de los valientes ondeando pañuelos al viento. Ahora te despedimos por internet, y este blog se convierte en una dársena llena de amigos y familiares que te lanzan beso y desean suerte”.

En estos momentos, a cuenta de la huelga y de la poca garantía de conexión desde el barco, todo es un poco incierto. Seguimos a la escucha.

Etiquetas