Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Delicadeza japonesa

None

'Sakura', obra ganadora del premio 'Año Internacional de la Química' de Fotciencia
fotciencia3
EVA TERRADO SIESO

Nunca se sabe dónde puede haber un jardín escondido. Por ejemplo, uno puede tropezarse con él en un microscopio de fuerzas atómicas con el que se investiga la caracterización estructural de nanomateriales. La suspensión de nanotubos de carbono en medio acuoso facilita su incorporación en matrices poliméricas con el objetivo de desarrollar nuevos materiales compuestos con propiedades mecánicas, eléctricas y térmicas mejoradas e interesantes aplicaciones tecnológicas. En un laboratorio del Instituto de Carboquímica de Zaragoza trataban de comprobar si el surfactante había conseguido dispersar las nanoestructuras de carbono cuando, sin previo aviso, la belleza literalmente floreció ante los ojos de Eva Terrado Sieso, doctora en Químicas y profesora en la Universidad San Jorge, que en aquel momento trabajaba como técnico de apoyo a la investigación en el citado centro del CSIC. La sorpresa estética de aquella imagen la conquistó y decidió darle unos retoques, potenciando su aire de motivo japonés. Las ‘flores’ del cerezo no son otra cosa que el surfactante; las ‘ramitas’, las nanoestructuras de carbono. ‘Sakura’ (la flor del cerezo en japonés), obra ganadora del premio ‘Año Internacional de la Química’ de Fotciencia, es una delicada composición que parte de una imagen original (izquierda) a la que se han aplicado filtros de textura y color. “Armonía. Belleza. Equilibrio” son los mensajes que lanza con esta imagen su autora, para quien “la ciencia no tiene por qué ser fría, aséptica o inanimada”.

Etiquetas