Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Lazos afectivos infantiles

El robot NAO imita las emociones de un niño de un año y está pensado para cuidar niños en hospitales. Reacciona en función de cómo lo trates. Si eres afectivo, lo será contigo; si eres huraño, no recibirás su cariño…

La principal misión de los robots NAO será servir de compañía a niños en hospitales durante 24 horas, por eso necesitan movimiento, emociones y energía
La principal misión de los robots NAO será servir de compañía a niños en hospitales durante 24 horas, por eso necesitan movimiento, emociones y energía
AFP

Con la finalidad de cuidar niños en hospitales, nace NAO, que se presenta como el primer robot en mostrar y desarrollar emociones. Está programado para imitar las emociones de un niño de un año y es capaz de crear lazos afectivos con las personas si se le trata con amabilidad, eso sí.

Así, NAO pide y devuelve abrazos, alza los brazos cuando está contento, baja la cabeza cuando se encuentra triste y se encoge cuando tiene miedo hasta que alguien le acaricia la cabeza y le tranquiliza. Reacciona en función de cómo lo trates. Si eres afectivo, lo será contigo; si eres huraño, no recibirás su cariño… Más o menos como las personas.

Lola Cañamero, investigadora de la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido), que se encuentra a cargo del proyecto europeo, en el que participan ocho países, explica que “chimpancés y no primates desarrollan sus lazos afectivos con sus cuidadores de forma similar a como se comporta un niño pequeño”.

Etiquetas