Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

De micro a nano. Escalas de la ciencia del futuro

Carlos Martín, 'padre' de la vacuna que aspira a erradicar la tuberculosis de la faz de la Tierra, recibe este año el Premio a la Excelencia Investigadora, mientras el nanobiotecnólogo Jesús Martínez de la Fuente recoge el de Jóvenes Investigadores y el Grupo Sallén Tech el del apartado empresarial. Son las tres categorías de los galardones que el Gobierno de Aragón entregará el 9 de diciembre.

Jesús Martínez de la Fuente y Carlos Martín, premios Aragón Investiga
premios aragón investiga
CARLOS MUñOZ

MUCHO EN COMÚN

Los científicos Carlos Martín, ‘padre’ de la futura vacuna de la tuberculosis, y Jesús Martínez de la Fuente, miembro de la primera generación de nanobiotecnólogos, tienen mucho en común, bastante más que el hecho de recibir juntos, este año, los Premios Aragón Investiga. Ambos tienen su meta en la salud: Martín está deseoso de extender por el mundo, para erradicar la tuberculosis, su bacilo de Koch modificado en la Universidad de Zaragoza, y Martínez de la Fuente se ocupa, en el Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), de sentar las bases de la medicina del futuro, la que confiará la curación de enfermedades a la acción de microscópicas nanopartículas.

Se conocieron el viernes pasado, tras recibir la noticia de los premios. Tercer Milenio los convocó en los laboratorios de micobacterias de la facultad de Medicina de Zaragoza, donde trabaja Carlos Martín. Y prueba de la afinidad de sus respectivos campos de investigación, comentaron enseguida cómo las nanopartículas podrían optimizar la conservación de las vacunas vivas y también su administración y efectos.

Nanomedicina es como se ha ‘bautizado’ la especialidad del químico Jesús Martínez de la Fuente, basada en las ventajas que las partículas a nivel nanométrico pueden aportar al diagnóstico y tratamiento de diferentes enfermedades. Es un campo muy prometedor y hoy muy apoyado por las instituciones públicas. “Nosotros no vamos a curar el cáncer en unos pocos años”, dice el investigador, pero es a lo que aspiran.

De hecho, “ya existen nanofármacos antitumorales”, cuenta. Él desarrolla nanopartículas metálicas que sirven de soporte; con estas se ha creado un fármaco que funciona así: “Nanopartículas magnéticas se inyectan directamente en tumores cerebrales y se les aplican campos magnéticos alternos, lo que genera un calor que destruye el tumor”.

Martínez de la Fuente interrumpe sus explicaciones para interesarse por ese terreno aplicado de la ciencia que Carlos Martín pisa desde hace ya varios años. “De 2001 a 2009 hemos desarrollado la fase preclínica de la vacuna, que ha dado muy buenos resultados en ratón”.

La vacuna de la tuberculosis que se confecciona en la Universidad de Zaragoza ha optado por el bacilo vivo y por la inactivación del circuito de virulencia mediante ingeniería genética.

Genoma España ha participado en la construcción de la vacuna y, ahora, la empresa Biofabri se ofrece a producirla. “Las condiciones que ponemos a los fabricantes son que la vacuna sea universal, que llegue primero a África y que sea de bajo coste”. Y, tras veinticinco años de investigación, el proyecto entra en la recta final: “Vamos a comprobar el mecanismo de protección de la vacuna en el laboratorio de seguridad biológica de Badiola y a iniciar, en 2011, los ensayos clínicos. En 2020 observaremos los primeros resultados”.

Estos investigadores se sienten afortunados por el apoyo que reciben. Jesús Martínez disfruta de un contrato de la Agencia Aragonesa de Innovación y Desarrollo (Araid). Y ambos reciben financiación europea para sus proyectos. Carlos Martín se alegra de cómo ha mejorado la gestión de la investigación en Zaragoza y, ahora, aguardan juntos la apertura del Centro de Investigación Biomédica de Aragón, convencidos de que reunir a los investigadores en un mismo espacio es una excelente estrategia de futuro.

SALLÉN TECH, COMPETITIVOS GRACIAS A LA INVESTIGACIÓN

Grupo Sallén Tech es el único fabricante español de máquinas para el procesamiento de billetes. José Manuel Salamero, su gerente, recogerá el próximo 9 de diciembre el Premio Aragón Investiga en el apartado de empresas.

Con sede en Binéfar (Huesca), Sallén Tech ha elegido el camino de la innovación para desarrollar sus productos, soluciones de elevado componente tecnológico para el procesamiento de efectivo y sistemas de seguridad perimetral. En su laboratorio trabajan ingenieros y especialistas en mecánica, electrónica y software. Juntos abordan el diseño mecánico de sus productos, el desarrollo de sistemas de detección y validación, el hardware para el control de los sistemas y el software de procesamiento.

La investigación les ha permitido crear productos competitivos en costes. Salamero confiesa dos secretos para el éxito: la colaboración con universidades y la diversificación en la cartera de clientes.

PARA SABER MÁS:

Grupo de Genética de Micobacterias de la Universidad de Zaragoza. Instituto de Nanociencia de Aragón. Sallén Tech. Premios Aragón Investiga.
 

Etiquetas