Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Una empresa aragonesa en el nanomundo

None

Conseguir nuevos materiales reforzados con nanotubos de carbono basados en termoplásticos de altas prestaciones es el objetivo del proyecto europeo en el que participa la empresa aragonesa Nanozar. Junto a empresas y centros de investigación españoles, franceses, griegos, alemanes, italianos, holandeses, británicos, austriacos, suecos y belgas, desarrollarán prototipos con aplicaciones en aeronáutica, automoción, ingeniería civil, etc. El papel de Nanozar es concretamente modificar los nanotubos para aumentar su compatibilidad con las matrices poliméricas.

Nanozar es una ‘spin off’ fundada en 2005 por científicos del Instituto de Carboquímica. Los nanotubos de carbono están en el centro de su actividad, pues se dedica a la fabricación y funcionalización de materiales basados en estas nanoestructuras, así como a la síntesis de materiales compuestos. Su I+D se centra en las tecnologías clave para dispersar e integrar tanto nanotubos de carbono como grafeno en una amplia variedad de materiales. Nanozar está especializada en el desarrollo y procesado de nuevos materiales multifuncionales en forma sólida, líquida, como recubrimiento, en forma de fibra, película, etc. Las potenciales aplicaciones alcanzan múltiples campos tecnológicos, tales como la energía (supercapacitadores, baterías, células fotovoltaicas), los tejidos inteligentes, los recubrimientos funcionales, las tintas conductoras, los sensores, la aeronáutica...

Etiquetas