Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Lodo rojo. ¿Drama humano o ecológico?

El reciente vertido de Hungría nos recuerda catástrofes como la de Aznalcóllar (1998), pero ¿es el lodo rojo un peligro ambiental y de salud a largo plazo?

Vista aérea de varias calles de la localidad húngara de Kolontar, cubiertas por lodo rojo
lodo
EFE

Nueve muertos, 40 kilómetros cuadrados de tierra anegados por un barro rojo muy tóxico, casas y granjas arrasadas. Es el balance del accidente en la planta de alúmina de Ajka (Hungría). Un drama humano que impactó al mundo. Y una nueva agresión al entorno, cuyo alcance analizamos y comparamos con otros casos.

¿POR QUÉ ES TAN TÓXICO ESE LODO ROJO?

Se produce en un proceso de obtención de alúmina (óxido de aluminio) a partir de mineral de bauxita, que se lava a altas temperaturas con hidróxido sódico. El lodo residual es una mezcla de óxidos metálicos (casi la mitad es óxido de hierro, que le da su característico color rojo) e hidróxidos muy cáusticos, además de agua y arena.

El lodo rojo es tan tóxico porque esos hidróxidos hacen que sea muy alcalino. Resulta abrasivo por contacto directo y contamina las aguas y el suelo, bajando enormemente su acidez. También preocupa su contenido en metales pesados.

¿QUÉ EFECTOS TIENE SOBRE LA SALUD?

Al ser tan alcalino, el lodo rojo provoca quemaduras. Además, si se ingiere, puede dañar el aparato digestivo y los pulmones, provocando la muerte. En este caso, las nueve víctimas humanas, según las autoridades húngaras, han sido consecuencia de la inundación. Murieron ahogados o lesionados al ser arrastrados por la riada roja. También hubo más de cien heridos, la mayoría con quemaduras químicas.

¿ES UNA CATÁSTROFE ECOLÓGICA MUY GRAVE?

El entorno natural directo quedó devastado. La capa de lodo que aún cubre la zona arruinó los campos e impedirá el cultivo durante años. También contaminó el río Marcal, un afluente del Danubio, elevando su pH hasta un nivel tan alcalino (13) que mató toda vida animal y vegetal. Al llegar al Danubio, el vertido se había diluido y el pH del río subió hasta 9,3, un nivel puntual anómalo que no supone una amenaza permanente para el ecosistema.

Al ser alcalino, el vertido de Hungría se puede considerar relativamente benigno, sobre todo en comparación con vertidos ácidos como el de una mina de pirita en Aznalcóllar (Sevilla), que afectó en 1998 al Parque Nacional de Doñana. O con un vertido de cianuro en una mina de oro de Rumanía en el año 2000, que también llegó al Danubio y está considerado el mayor desastre ambiental europeo desde Chernobil.

¿SERÁ UN PROBLEMA A LARGO PLAZO?

No debe serlo, si se toman las medidas adecuadas. En un primer momento, se arrojaron cientos de toneladas de yeso en los ríos para rebajar la alcalinidad del vertido y para solidificarlo, frenando su avance. El problema de la alcalinidad se soluciona limpiando el lodo: habrá que retirar varios centímetros de suelo en toda la zona afectada.

Los metales pesados derramados podrían ser un riesgo para la salud a largo plazo si se diluyen en el medio ambiente. Pero tanto la Academia Húngara de Ciencias como un artículo de la revista 'Science' han recalcado que los niveles de metales pesados tras el vertido no amenazan con envenenar el entorno.

¿SON INSUFICIENTES LAS LEYES DE PREVENCIÓN?

Aún no se han determinado las causas del accidente. Sin embargo, algunos expertos señalan que el vertido no haría escapado si la balsa de residuos tuviera un segundo muro, tras la presa que reventó. Esta estrategia de 'doble contenedor' es habitual en el almacenamiento de residuos industriales peligrosos, pero la normativa de la Unión Europea no exige cumplirla para los residuos de la minería.

>>>>>HAZLO TÚ.

>>>>>Y A MÍ, ¿CÓMO ME AFECTA?

>>>>>UN TEST SOBRE RESIDUOS TÓXICOS.

PARA SABER MÁS:

Recuperación de suelos afectados por la industria minera. Un caso reciente. Un artículo: 'Efecto del tratamiento con tecnosoles en la recuperación de escombreras de mina ricas en sulfuros metálicos'. Otros ríos rojos: Río Tinto. Un documental de la BBC. Un nuevo libro (dueto de un fotógrafo y un científico): 'Río Tinto... Viaje a Marte', por Ricardo Amils, con fotografías de Julio Segura. Sobre suelos alcalinos (naturales). Balsas con residuos tóxicos en España. El vertido de Aznalcóllar. Vertidos anteriores y amenazas para el Danubio (en inglés). Número del 22 de octubre de la revista 'Science' con un reportaje sobre la gravedad del vertido (p.432).
 

Etiquetas