Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

La Universidad de Zaragoza, en el asiento del conductor

Cartel del proyecto SMART RSS
cartel SMART

Cuando el proyecto europeo SMART RRS (acrónimo de Smart Road Restraint Systems o, en castellano, Sistemas de Contención Vial Inteligentes) termine este año 2010, las vallas de protección de las carreteras (biondas) dejarán de ser un simple mecano de acero u hormigón y avisarán de modo automático al resto de conductores de que ha ocurrido un accidente, realizando una llamada de emergencia alertando simultáneamente al centro regional 112 y al centro de control del tráfico correspondiente. La llamada no solo informará del lugar exacto donde ocurre el siniestro, sino también de su gravedad.

Y eso no es todo. Los participantes en este proyecto liderado por el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza también revolucionarán el diseño exterior de las biondas, de modo que las futuras barreras de contención serán más ‘indulgentes’ y seguras en caso de ser golpeadas por cualquier tipo de vehículo o usuario de la vía y, muy en particular, por los motociclistas. Además, podrán detectar mediante sensores cambios en el estado de las carreteras (lluvia, hielo o derrames peligrosos) y realizar el seguimiento de la intensidad del tráfico.

Gracias a todo lo anterior, SMART RRS permitirá reducir la gravedad de los accidentes y disminuir el tiempo de respuesta de los servicios de rescate. Todo ello contribuirá notablemente a reducir el número de lesiones graves o mortales.

El proyecto está siendo desarrollado por un consorcio formado por diez entidades procedentes de cinco países europeos. Una segunda entidad aragonesa, Centro Zaragoza, también juega un papel muy relevante en el proyecto, al igual que otra entidad española: el tarraconense Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (IDIADA).

Etiquetas